Una sauna para mejorar tu salud

Altas temperaturas, vapor y salud forman una buena combinación. La sauna aúna a la perfección estos elementos, proporcionándonos numerosos beneficios a corto y largo plazo.

sauna

Altas temperaturas, vapor y salud forman una buena combinación. La sauna aúna a la perfección estos elementos, proporcionándonos numerosos beneficios a corto y largo plazo.

 

Sauna es el nombre que se le da a un baño de vapor o sudoración que se realiza dentro de un recinto cerrado a temperaturas muy elevadas. En los últimos años, el “boom” de las saunas ha hecho que muchos gimnasiosbalnearios dispongan de este tratamiento entre sus principales ofertas.

 

Existen diferentes tipos de saunas según el grado de humedad que haya en el recinto: si hay mucha, se trata de un baño turco y, si hay poca, se trata de una sauna finlandesa o, simplemente, sauna.

 

La temperatura de las saunas varía entre los 70º y los 90º (dependiendo del tipo de sauna que sea) y, tras una sesión de calor, siempre debe ir una de enfriamiento para que los resultados de la sudoración sean mejores.

 

Para someternos a una sesión de sauna debemos saber que se recomienda no haber realizado un esfuerzo físico intenso justo antes y que hay un tiempo máximo para disfrutar de esta actividad. Superar los minutos recomendados en la sauna puede ser peligroso. Si estás embarazada, también tendrás que renunciar a la sauna, ya que es contraproducente para el feto.

 

Si quieres saber qué beneficios para la salud tienen las saunas, no te pierdas nuestra galería “Vapor para la salud”.

 

 

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS