Vida sana después del verano

El verano es, para la mayoría, la etapa de relajación, vacaciones y caprichos, después llega lo complicado: volver a la vida sana.

vida sana verano

El verano es, para la mayoría, la etapa de relajación, vacaciones y caprichos, después llega lo complicado: volver a la vida sana.

 

Está bien concedernos un tiempo en el que nos permitamos más caprichos, dejemos de lado la rutina del gimnasio o los entrenamientos más regulares, tengamos horarios de sueño cambiantes y nos excedamos más con la comida y con alguna que otra copa. De hecho, algunos dietistas afirman que se puede hacer esto sin problemas, siempre y cuando seamos capaces de volver a unos hábitos saludables cuando finaliza el verano.

 

¿Y a qué nos referimos con hábitos saludables? A comer cinco veces al día haciendo que las frutas y las verduras sean protagonistas de nuestra dieta, a dormir unas ocho horas diarias, retomar la práctica de ejercicio, dejar que las grasas y los azúcares tengan poca presencia en la alimentación, etc.

 

Una clave muy importante es no tener el concepto de hacer dieta porque eso, a la larga, no se mantiene. Lo que tenemos que tratar es de adoptar unos hábitos que se conviertan en un estilo de vida saludable y sea el que llevemos habitualmente. De este modo, después del verano, costará menos volver a lo mismo.

 

¿Quieres saber más trucos para volver a una vida saludable tras el periodo estival? No te pierdas nuestra galería: Claves para volver a la vida sana tras el verano.

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS