Xisela Aranda: “El squash es un deporte para todos”

Xisela Aranda, actual número 1 de squash femenino en nuestro país, nos cuenta por qué practicarlo y cómo debemos dar nuestros primeros pasos en este deporte.

Xisela Aranda ficha por Naffta

Xisela Aranda, actual número 1 de squash femenino en nuestro país, nos cuenta por qué practicarlo y cómo debemos dar nuestros primeros pasos en este deporte.

 

Comienza la temporada 2012 cargada de energía y dispuesta a mantener su posición en el ranking nacional. Además tiene una nueva noticia: ha sido fichada por la marca de ropa deportiva Naffta. Por lo tanto, la campeona competirá toda la temporada con estas prendas, que desde su punto de vista son perfectas para hacer squash.

 

Atractivas (A): ¿Cuál es la mejor forma de iniciarse en el squash?

Xisela Aranda (X.A.): Al principio, si nunca has jugado a squash, 1 hora o 45 minutos en la pista son suficientes para hacer un ejercicio completo y engancharte a este deporte.
Lo bueno es que al ser un deporte muy intenso no necesitas disponer de mucho tiempo en la pista para terminar satisfecho con tu sesión de entrenamiento.
A partir de ahí a medida que vas jugando más días puedes ir aumentando el tiempo que pasas en la pista. Esto dependerá de la forma física de cada persona, pero lo mejor es empezar poco a poco con sesiones cortas debido a la intensidad del ejercicio.


A: ¿Qué grupos musculares se trabajan haciendo este deporte?

X.A.: El día después de la primera sesión de squash te das cuenta de que hay músculos en tu cuerpo que no conocías.
Es un deporte muy completo donde se trabajan muchos grupos musculares. Debido a que los estiramientos en la pista son muy frecuentes, así como los cambios de ritmo, principalmente se trabajan mucho los glúteos y todo el tren inferior.
Además, el squash es uno de los deportes donde se queman más calorías por hora de juego.


A: ¿Cuál es el calentamiento ideal?


X.A.: El calentamiento en el squash, como en cualquier otro deporte, es muy importante y tiene que ser una parte básica del entrenamiento.
No es nada recomendable llegar a la pista y empezar a jugar. Hay que destinar una parte del tiempo al calentamiento y así evitar disgustos.
Para comenzar es bueno realizar algo de carrera continua, entre 5 y 10 minutos, para que los músculos vayan entrando en calor.
Después se deberían realizar una serie de estiramientos en zonas específicas, sobre todo en las piernas, para que cuando empecemos a jugar y hagamos algún cambio brusco nuestros músculos no sufran y evitemos lesiones.


A: Y sobre las lesiones haciendo squash... ¿Cómo debemos evitarlas?

X.A.: Las lesiones más comunes en el squash son las relacionadas con el tren inferior, debido a los constantes cambios de posición y a los frecuentes estiramientos que debemos realizar para llegar a ciertas bolas.
Las piernas están en todo momento trabajando, flexiones, estiramientos, cambios de posición, etc., lo que hace que sea muy importante el calentamiento previo al juego. Esta es la clave para evitar las lesiones y es necesario destinar tiempo a realizarlo.
Por otro lado, un aspecto importante son los estiramientos posteriores al juego, después de cada sesión es necesario destinar unos 15 minutos a estirar todos los músculos que hemos trabajado en la pista.
De esta forma al día siguiente no tendremos ningún dolor y podremos volver a realizar ejercicio sin problema. Además, es una forma muy efectiva de evitar las tan temidas agujetas.


A: ¿Qué le dirías a las mujeres que piensan que es un deporte demasiado intenso para ellas?

X.A.: Es verdad que el squash es un deporte intenso, pero el nivel de intensidad se lo pone el jugador.
Por este motivo para nada es un deporte demasiado intenso como para no practicarlo. Como es lógico, cuanto mayor es el nivel de juego, más intenso será este deporte.
Pero, me parece que cualquiera puede disfrutar dentro de una pista de squash.

A: ¿Y si no estoy en forma? ¿Puedo empezar con el squash?

X.A.: Cualquiera puede jugar a squash y divertirse dentro de una pista pero se disfruta mucho más si físicamente estás bien, ya que aguantarás los puntos mejor, podrás pasar más tiempo dentro de la pista y por lo tanto te sentirás mejor contigo misma.
Esta es mi opinión, pero esto lo determinará cada una después de probar con el squash por primera vez. Así que… ¡Todas a jugar!

A: ¿Qué material necesitamos para iniciarnos en este deporte?

X.A.: Zapatillas con suela blanca, ya que el squash se juega en parquet y las de suela oscura lo ensucian. Raqueta y ropa que permita que los movimientos se realicen cómodamente.

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS