Belleza -- Fitness

Consejos para ajustar el ejercicio a los cambios del ciclo menstrual

  • La periódica liberación de hormonas durante el ciclo menstrual afecta al rendimiento deportivo y el estado anímico de las mujeres.
  • El entrenamiento intenso y de fuerza se debe practicar en las dos semanas después de la menstruación, siendo la ovulación el punto de máximo rendimiento.
  • Tras la ovulación, el nivel de fuerza desciende y son más indicados los ejercicios de resistencia como correr o nadar.

 

Una de las explicaciones más recurrentes a los cambios en el rendimiento deportivo de las mujeres se encuentra en el ciclo menstrual. La adaptación del entrenamiento a las necesidades del cuerpo y los cambios hormonales propios de cada fase menstrual aumenta la eficacia del ejercicio y reduce la frustración que pueden experimentar las mujeres al ver que no llegan a sus propias marcas. Cada fase del  ciclo afecta de forma distinta al organismo. Durante la menstruación, el deporte se debe practicar a intensidad baja y evitando los  ejercicios que demanden un mayor consumo de oxígeno. Sheila Alonso, instructora de Zagros Sports, defiende la importancia de conocer el propio cuerpo para sacar el mayor partido al entrenamiento y explica el ejercicio más adecuado para cada fase del ciclo menstrual.  

De forma general, el ciclo menstrual promedio tiene una duración de 28 días, aunque puede oscilar entre los 21 y los 45 días según una gran variedad de factores, desde la pérdida de peso al estrés emocional o cambios en la dieta. Compuesto por 4 fases principales, el ciclo menstrual prepara el cuerpo de la mujer para un posible embarazo, con la consiguiente liberación de hormonas a lo largo de todo el mes, no solo durante la menstruación. Las alteraciones de humor, rendimiento o fuerza física son consecuencia de estos cambios periódicos en el organismo.

El entrenamiento debe realizarse con una intensidad moderada antes y durante la menstruación: según la fase del ciclo menstrual, el cuerpo de la mujer estará más preparado para uno u otros ejercicios, siendo el punto de mayor rendimiento físico la fase de ovulación. Tenlo en cuenta de cara a tu próximo ciclo menstrual y adapta tu entrenamiento deportivo a las necesidades de tu cuerpo.