Belleza -- Fitness

Correr a última hora de la tarde es más efectivo y evita lesiones

Practicar running en las últimas horas de la tarde aumenta la efectividad del entrenamiento y reduce el riesgo de lesiones. A pesar de que adquirir el hábito de correr es positivo para la salud general y repercute beneficios a cualquier hora del día, es por la tarde, aproximadamente a partir de las 17 horas, cuando el cuerpo está mejor preparado para esta actividad física. Además, con las altas temperaturas del verano, huir del sol es esencial para no sufrir una deshidratación. Según la Encuesta de hábitos deportivos del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, un 30% de los españoles sale a la calle a correr para mantenerse en forma y cuidar su salud. El porcentaje se reduce al hablar de runners informados, ya que las lesiones y problemas derivados de la carrera diaria van en aumento. Desde Zagros Sports Roberto Crespo, instructor del club de corredores, destaca la importancia de escoger bien las horas de entrenamiento y seguir las recomendaciones de los expertos para que correr sea una actividad segura.

La experiencia de los profesionales y diversos estudios han demostrado un aumento del rendimiento del cuerpo en las últimas horas de la tarde. La potencia muscular y la capacidad pulmonar son mayores a esta hora dado que el organismo ha tenido como calentamiento todo un día de rutina. Por el contrario, quienes deciden entrenar a primera hora de la mañana tendrán que enfrentar un mayor esfuerzo. Esto es debido a que la temperatura corporal es más baja por la mañana, provocando una mayor rigidez muscular. La sensación general de esfuerzo también aumenta debido a que la capacidad pulmonar es menor y el organismo tiene menos reservas. Desde un ángulo positivo, según la predisposición mental de cada corredor, entrenar a primera hora de la mañana activa cuerpo y mente para afrontar la jornada con una mejor voluntad y mejor ánimo.

Según los objetivos personal y las metas de cada runner, también se puede escoger una hora u otra. Por ejemplo, se gastarán una mayor cantidad de calorías corriendo en ayunas, es decir, por la mañana. Será el propio corredor quien decida cuales de todos los beneficios del running priorizar. Donde coinciden todos los expertos es en que mantener el hábito de entrenar por las noches puede causar insomnio, ya que se aumenta el ritmo cardiaco y el cuerpo tardará en recuperar la calma, reduciendo así la calidad del tan importante descanso.