15 'tips' muy eficaces para reafirmar los senos

Algunas zonas de nuestro cuerpo cambian más rápido que otras. Determinadas circunstancias en la vida de una mujer hacen que sea más o menos evidente esta evolución: un embarazo modifica por completo el cuerpo y aunque sea posible recuperar la forma y volver a tener en parte el cuerpo de antes, nunca vuelve a estar igual. El rostro es el signo más evidente de la edad, las arrugas y líneas de expresión se multiplican naturalmente con los años (aquí te damos algunas claves para superarlo). Y aunque sea un proceso natural, existen algunas pautas para que estos cambios sean menos evidentes o radicales. Los senos, como el rostro, cambian con el paso del tiempo. Independientemente de su grosor, pierden firmeza y no consiguen mantenerse tan bien como en los primeros años. ¿Se puede remediar? Con algunos ejercicios y prácticas sencillas, desde luego.

Son numerosos los ejercicios que permiten reafírmalos. La mayoría de ello apenas requiere material, con un par de pesas, se pueden conseguir maravillas. Aun así, la práctica asidua en un gimnasio permite una mejora notable. El deporte y la alimentación son esenciales (ya sabes que es mejor evita el efecto yoyó, las pérdidas y subidas muy rápidas de peso, aquí te explicamos cómo), pero algunos gestos sencillos también ayudan. Si aún no lo haces, prueba con echar agua fría en esta zona durante la ducha, favorece la circulación de la sangre y la piel se ve naturalmente más firme. Si el frío invernal te lo impide, prueba con aplicar delicadamente unos hielos con un guante. La sensación de frío seguirá presente, pero en menor medida. Recuerda que la elección de un sujetador adaptado es esencial para evitar la caída de tus pechos. Si sigues sin tener claro cuál es tu talla de sujetador, no dudes en pedir ayuda en tienda o en probarte varios modelos. El sujetador perfecto es el que mantiene sin presionar ni marcar tu piel.

Descubre 15 consejos y ejercicios sencillos que podrás aplicar para reafirmar los senos sin apenas esfuerzo. Cuida especialmente esta zona de tu cuerpo ya que es una de las más sensibles. ¡A por ello!

Continúa viendo nuestras galerías