El crunch: un ejercicio perfecto para trabajar el abdomen

Sencillo de realizar y practicable sin apenas material, es uno de los ejercicios estrella para desarrollar y tonificar el abdomen eficazmente. ¿Lo conocías?

2018 avanza a pasos de gigantes y aunque solo estemos a mediados de enero, ya te esmeras en tachar uno por uno todos tus propósitos del año. Seguramente encabece tu lista el "recuperar la forma" y "cuidar mi alimentación". Si, este año, te propones hacer una pequeña revolución interior para sentirte bien contigo misma (si no es el caso y no sabes por dónde empezar, aquí te dejamos una lista de propósitos para cada mes del año). Pero ya habrás podido comprobar que no es tan fácil como parece. ¿No tienes presupuesto ni tiempo? El crunch podría facilitarte grandemente la vida.

Puede que no lo conozcas, pero este término, que suena como un crujido, es uno de los ejercicios de musculación abdominales más practicados. También llamado "encogimiento abdominal", se trata de un práctica que, aunque principalmente se encargue de ejercitar la parte mayor del abdomen, ayuda a desarrollar colateralmente otras partes del cuerpo como el oblicuo mayor o el tensor de la fascia lata. Es idóneo para una práctica casera, pues no requiere el uso de ningún tipo de material, aunque puedas usar pelotas o pesas para acentuar el esfuerzo muscular. Es imprescindible no colocar nada en tu cabeza en el momento de realizarlo, ya que podría tensar tu cuello y poner en peligro tu cuerpo. Tampoco es necesario tener mucho sitio, no tendrás que realizar saltos ni movimientos muy amplios. Tu cuerpo permanecerá en un solo y mismo "rectángulo" espacial. Con un rincón, donde tienes la posibilidad de estirarte horizontalmente, tendrás espacio de sobra. ¿Te recuerda al sit-up? La diferencia entre los dos ejercicios radica principalmente en la posición de la espalda. El crunch requiere que la parte baja de la espalda permanezca pegada al suelo para potenciar el esfuerzo de las abdominales.

¿Ya estás dispuesta a lanzarte? Te explicamos paso a paso cómo realizar correctamente el crunch y sobre todo, qué errores tienes que evitar para no tener problemas musculares. Como cualquier ejercicio, requiere sacrificio, pero nunca traspases los límites. Si tu cuerpo te pide parar, no insistas, que una rotura muscular siempre está a la vuelta de la esquina.

Continúa viendo nuestras galerías