Belleza -- Fitness

Entrena abdominales, glúteos y piernas con un fitball para conseguir mejores resultados

Uno de los entrenamientos que más demandan las mujeres es el GAP, tonificación de glúteos, abdominales y piernas. El objetivo de estas sesiones es tonificar y reafirmar la musculatura. Para aumentar la intensidad del ejercicio y conseguir mayores resultados podemos entrenar con un fitball, esas grandes pelotas de goma que podemos utilizar en diferentes tipos de entrenamiento. Lola Pérez, Directora de Actividades Dirigidas de Zagros Sports nos explica cuáles son los ejercicios más efectivos y cómo incorporar el fitball a nuestro entrenamiento GAP.

Entre los beneficios de una sesión de GAP encontramos que mejora la estabilidad y la funcionalidad muscular de glúteos, abdominales y piernas, mejora la postura evitando dolores de espalda, fortalece el suelo pélvico y es adaptable a cualquier edad y condición física. Si además, sumamos un fitball a las clases de GAP estaremos trabajando el equilibrio y la estabilidad y aumentando la intensidad del ejercicio sobre nuestro core, la parte central del cuerpo. Solo debemos tener en cuenta antes empezar que el diámetro de la pelota tiene que adaptarse a nuestra altura para que podamos realizar bien los ejercicios.

Se recomienda comenzar con una pelota de menor diámetro para ir acostumbrando a nuestro cuerpo e ir aumentando el diámetro poco a poco. La espalda es una de las grandes beneficiadas de los ejercicios con fitball ya que se consigue corregir la postura y además ayuda a estirar. El abdomen también se puede ver más tonficiado como consecuencia de una adecuada rutina de ejerecicios. 

Gracias a su tamaño y comodidad, hay empresas que incluso sustituyen las clásicas sillas de escritorio por este tipo de pelotas, logrando que sus trabajadores, además de cómodos, se mantengan en forma durante la jornada laboral.