Belleza -- Fitness

Piernas más fuertes y bonitas entrenando rodillas y tobillos

Miguel Ángel Rodríguez, Director de Salud de Zagros Sports La Moraleja, nos recomienda los ejercicios más efectivos y qué pautas seguir para optimizar su efectividad. Como punto de partida, debemos tener en cuenta que, para entrenar y tonificar las rodillas y los tobillos, debemos trabajar por completo el tren inferior, ya que los ejercicios donde intervengan más de un grupo muscular tendrán una mayor eficacia. Por otro lado, será necesario eliminar la grasa sobrante aumentando el gasto calórico diario, es decir, gastando una mayor cantidad de energía a través del deporte.

El plan perfecto de entrenamiento se basa en la combinación de ejercicios de fuerza y resistencia. Alternar los dos tipos de entrenamiento hará posible la quema de grasas y la tonificación a la vez. La práctica de estos ejercicios a alta intensidad aumentará los resultados, siendo esta alta intensidad variable según la condición física de cada persona y su preparación.

Los ejercicios de fuerza deben implicar la totalidad de los músculos del tren inferior. Si solamente entrenamos los cuádriceps por ejemplo, los más vinculados a la rodilla a simple vista, estaremos dejando de lado el resto de la musculatura de la pierna y provocando un desequilibrio muscular. Por ello la recomendación de los expertos es trabajar por igual toda la musculatura de la pierna y la columna vertebral. Incluso buscar siempre una activación de la zona abdominal para potenciar una mayor quema de calorías. Aunque estemos trabajando las piernas.

Entre los ejercicios de resistencias destacan correr, subir escaleras o montar en bici. Este tipo de entrenamiento es ideal para los días de descanso. Subiremos pulsaciones y quemaremos calorías, dejando descansar los músculos después del entrenamiento de fuerza. La carrera es el preferido de los entrenadores de Zagros Sports ya que se refuerza todo el tren inferior y podemos variar la intensidad del ejercicios mediante series o cambiando el terreno de la carrera para hacer más fuertes las articulaciones y acostumbrarnos a suelos con diferente nivel de impacto.