Belleza -- Fitness

¡Ponerse en forma antes de Navidad también es posible!

A apenas un mes para las fiestas de Navidad y a la espera de que comiencen las cenas de empresa, familiares y demás eventos, aumenta nuestra preocupación por mantener la forma y prevenir o controlar, los temidos aumentos de peso consecuencia de una mayor ingesta calórica. La falta de tiempo es también en handicap. No podemos dedicar el mismo tiempo a ir al gimnasio si debemos salir de compras o preparar multitud de platos para toda la familia. Para compensar el efecto de la Navidad en nuestro cuerpo, el instructor de Zagros Sports Roberto Crespo recomienda convertir el entrenamiento en diciembre en HIIT, entrenamiento por intervalos a alta intensidad.

El entrenamiento a alta intensidad, al trabajar fuerza y resistencia de forma simultánea, tiene la clave para quemar grasas a la vez que se tonifican todos los grupos musculares. El trabajo de resistencia cuida la salud cardiovascular gracias al aumento de pulsaciones y el continuo bombeo de sangre que refuerza las paredes cardiacas. Además, este tipo de ejercicio no solo permite una mayor quema de calorías cuando entrenamos sino que el organismo continúa activo y quemando grasas hasta 36 horas después de cada sesión, por lo que se amplía hasta más de un día la efectividad de la actividad física.

Además de llegar a las fiestas en el mejor estado físico posible, otro de los aspectos a tener en cuenta es el mantenimiento. Durante las Navidades se juntan comidas con un alto contenido calórico con dulces y una menor actividad física, no olvidemos que, casi todas estas fiestas se celebran sentados a la mesa y sin salir de casa, pasando las horas conversando y comiendo. Frente a este tipo de excesos ante los que nuestro cuerpo no está muy acostumbrado, surge la necesidad de practicar una actividad física lo suficientemente intensa como para paliar nuestro comportamiento festivo, pero sin producirnos lesiones. 

Así que, ha llegado el momento de ponerle fin a las excusas y empezar a entrenar para llegar a las Navidades en buena forma y no perder de vista el ejercicio físico durante ellas. Perseverancia y una rutina deportiva que seguir en días alternos puede ser la solución para que las fiestas no nos pasen factura.