Belleza -- Fitness

¿Qué pesan y miden las famosas?

Pese a que las mujeres somos más que pesadas con las medidas (propias y ajenas) y sabemos que la genética nos marca, ni el peso ni la altura son indicadores de salud. El dato que debes mantener de verdad a raya es el IMC o Índice de Masa Corporal. Es una fórmula muy sencilla que puedes calcular tú misma en casa:

Haz el cálculo y comprueba si estás dentro de estos estándares. 

Menor a 18  Peso bajo. Necesario valorar signos de desnutrición
18 a 24.9  Normal
25 a 26.9  Sobrepeso
Mayor a 27  Obesidad
27 a 29.9  Obesidad I. Riesgo alto para desarrollar enfermedades cardiovasculares
30 a 39.9  Obesidad II. Riesgo muy alto para el desarrollo de enfermedades cardiovasculares
Mayor a 40  Obesidad Extrema o Mórbida. Riesgo extremadamente alto para el desarrollo de enfermedades cardiovasculares

 

Así que concéntrate en tener unas medidas normales. No te obsesiones con las cifras, te imaginamos, seguro que hay veces que te notas más fuerte, que has comido más sano o que simplemente te has cuidado haciendo deporte y ves que tu peso no es el que creías. Debes tener en cuenta que el músculo, por ejemplo, pesa más que la grasa. Hay mujeres que pueden pesar más que tú con tus medidas pero que simplemente tienen menos porcentaje de grasa. 

El porcentaje de grasa en nuestro cuerpo si que es una cifra importante, de hecho la mayoria de las básculas ya lo miden. Las mujeres tenemos por nuestra constitución más grasa corporal que los hombres. La causa son nuestras hormonas, nuestra naturaleza necesita más grasa para que nos sea más fácil acciones como dar a luz.

Pero sabemos cómo puedes reducir tu porcentaje de grasa mediante dos sencillas rutinas: 

Dieta sana: Reduce tu consumo de calorías, apuesta por alimentos naturales olvídate de los precocinados. Las proteínas aumentarán tu masa muscular, grasas saludables y llena tu nevera de productos de la huerta. Eso sí, todo en su justa medida. 

Entrenamiento de fuerza: Seguro que has oído hablar del TRX o el entrenamiento con tu propio peso. Este tipo de ejercicios así como los entrenamientos de alta intensidad que mantienen el gasto calórico 48 horas después del ejercicio son claves. Si desarrollas músculo, en nada la grasa desaparecerá de tu vida.