Zancadas, un ejercicio excelente para trabajar el glúteo

Las zancadas son uno de los ejercicios más efectivos que existen para trabajar de forma independiente cada una de nuestras piernas. Descubre cómo se deben de hacer y un ejercicio alternativo para aquellas personas que no reúnan unas condiciones físicas adecuadas para hacerlas correctamente.

Adicionalmente, las zancadas son más efectivas que las sentadillas a la hora de trabajar el glúteo, pues la estimulación de los tres músculos del glúteo es mayor respecto a otros ejercicios de piernas.

Más eficaces que las sentadillas, pero también más peligrosas si se hacen mal

Pero, además, los beneficios de hacer zancadas van más allá de los asociados a un ejercicio que nos sirva para tonificar masa muscular. Dado que involucra grandes grupos musculares como los cuádriceps e isquiotibiales, así como el glúteo, supone un esfuerzo importante a nivel cardiorrespiratorio, por lo tanto, es ideal para ponerse en forma.

Antes de pasar a explicar cómo se deben de realizar las zancadas, nos gustaría advertiros que es fundamental una buena técnica de ejecución, pues el estrés al que podemos someter a las rodillas es tremendamente elevado. Apoyar incorrectamente los pies y las rodillas al hacer el ejercicio, o desplazar el cuerpo hacia delante, puede pasarnos factura a largo plazo dañando seriamente nuestras articulaciones.

Para que todo sea más fácil y sencillo, os facilitamos un vídeo explicativo sobre cómo se deben de realizar las zancadas:

¿Cómo se deben de hacer las zancadas?

Continúa viendo nuestras galerías