150 años con Bourjois

La firma francesa de cosmética celebra su 150 aniversario.

cartel de los años 20

¿Sabías que Bourjois, fundada en 1863, es la marca de cosmética más antigua del mundo después de Guerlain? Pues sí, Bourjouis ha celebrado sus 150 años editando un delicioso librito con ilustraciones en el que repasa, su historia, sus descubrimientos y su iconografía.

A mediados del siglo XIX, los hábitos higiénicos cambiaron la vida de las ciudades y los fabricantes de aromas y productos de aseo conocieron un crecimiento espectacular. Londres fue la capital de los jabones y París, la de los perfumes y maquillajes, estos últimos siempre muy vinculados al teatro y las actrices, que se alzaban como modelos a seguir.

Todo empezó aquí

Cartel publicitario vintage

Como hitos en la historia del maquillaje figura en, primer lugar, la fecha de 1880 con el originalísimo rojo de labios que creó Pierre-François-Pascal Guerlain, a base de una pomada de mantequilla fresca, cera de abeja, raíces de orcaneta (un colorante natural) y racimos de uvas negras sin pulpa que coloreaban los labios sin producir –por vez primera– ningún efecto secundario.

El segundo acontecimiento lo protagonizó el químico Eugène Rimmel que compuso el primer producto sólido para pintar pestañas: una pastilla que había que humedecer antes de aplicar con un cepillo. Por fin una pasta inocua para los ojos que, aunque se corría con facilidad, quedaba muy lejos de los antihigiénicos preparados que se daban las mujeres en las pestañas desde el Antiguo Egipto.

Bourjois, adelantado a su tiempo

los míticos botes redondos de Bourjois

El tercer avance se lo debemos a Alejandro Napoleón Bourjois, que se asoció con un fabricante de maquillajes de teatro llamado Joseph-Albert Ponsin, poseedor de una patente revolucionaria: una pasta para blanquear la tez (obsesión romántica), y que acabó por venderle su invento y retirarse. «Tant mieux!», debió de pensar el joven Bourjois que continuó en solitario con increíble éxito.

Entre 1862 y 1902, patentó 217 productos de maquillaje. Pero uno de ellos tiene un puesto de honor en la historia del maquillaje: el «Pastel Joues», de 1890, fue una revolución, pues su método de cocción los comprimía, convirtiéndolos en el antecedente de los polvos compactos. Así surgió el primer colorante seco en pastilla para las mejillas. Se presentaba en una cajita redonda, en aquella época, de cartón y estampada de flores. En seguida se convirtió en emblema de la marca  y uno de los tonos originales, el «Cendre Rose» todavía se sigue vendiendo.

Etiquetas: guerlain

Continúa leyendo...

COMENTARIOS