Aumenta la fiebre por las make up blenders

Estas esponjas están revolucionando el mercado del maquillaje. ¿Estamos ante el adiós de las brochas?

Aumenta la fiebre por las make up blenders

Desde que la pionera Beautyblender se convirtiera en la herramienta favorita de maquillaje de todos los profesionales Hollywood, su fama no ha dejado de crecer. Las make up blenders suponen una revolución respecto a las esponjas clásicas de maquillaje, cuyo uso era complicado e impedía en muchos casos conseguir un resultado perfecto. Por ello permanecían relegadas frente a las brochas, herramienta que ahora las blenders llegan dispuestas a hacernos olvidar también.

¿Sus ventajas? Sirven para aplicar cualquier tipo de producto líquido –base, corrector, iluminador o colorete-, y dependiendo de cada marca, también en polvo; su superficie porosa absorbe la cantidad justa de maquillaje y permite una aplicación del producto sin excesos, lo que genera un resultado perfectamente natural, difuminado e integrado con nuestra piel sin exceso.

Además sus formas, ovaladas y sin esquinas, evitan que al aplicarlo aparezcan las temidas líneas y cortes que hagan que nuestro maquillaje se vea menos natural, pues se adapta perfectamente a los contornos faciales.

Su uso es simple, pues solo hay que humedecer la blender en agua tibia para que ésta doble su tamaño y permita una mayor cobertura de la zona. A nosotros nos lo explicó la mismísima Rea Ann, la creadora de la primera esponja de este tipo, la Beautyblender.

También se han promocionado como la herramienta perfecta para aplicar el maquillaje en pieles sensibles, pues al no contener látex evitan alergias y posibles reacciones de la dermis. Incluso hay quien las utiliza como la idea contraria para la que fueron concebidas: desmaquillar. Solo hay que aplicar el producto desmaquillante y pasarla por el rostro.

Pero estas esponjas también cuentan con detractores. Entre sus principales fallos, algunos señalan que se rompen con facilidad, ya que requieren de un cuidado especial por su delicadez, y que como tardan mucho en secarse y deben humedecerse constantemente –antes de uso y para su limpieza- hay que retrasar el siguiente uso.

Cada uno tiene su opinión, pero lo que no se puede negar es que las blenders suponen todo un boom en maquillaje. ¿Tienes ya la tuya?

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS