Cinco razones (y cinco productos de maquillaje) para pasarse a la textura en crema este verano

Esta temporada, querrás probar un producto en textura cremosa: te contamos todas sus virtudes y nuestros favoritos.

Si cada vez es mayor la variedad de productos que conoce nuestro neceser, mucho más lo es por la diversidad de texturas en las que encontramos cada uno de estos productos. Y aunque hay dónde elegir, los productos de maquillaje en crema son los que se están convirtiendo en los reyes de las colecciones. Y hay más de una razón para ello. Te contamos por qué vas a empezar a usar productos en crema (si no lo haces ya) y te damos los básicos para hacerlo.

Más fáciles de usar: Los productos de maquillaje en crema son perfectos para aquellas que necesitan una aplicación sencilla y rápida. Y es que, pueden aplicarse tanto con brochas como con esponjas como con los propios dedos sin afectar a la cobertura y extenderse también con ellos, siendo así mucho más precisa. ¿Un producto top? El iluminador en stick con acabado radiante de Kiko Milano (9,99 euros), con una fórmula cremosa que ha sido enriquecida con aceite de jojoba y un alto porcentaje de nácar que se adhiere perfectamente a la piel.

Kiko Milano
Kiko Milano

Usarás menos producto: Gracias a esa textura más o menos líquida pero más compacta que el polvo, por lo que pigmenta mucho más, hace que usemos una cantidad mucho más justa y necesaria de producto. ¿Otro de nuestros productos en crema favoritos? El colorete ModCon de KVD Beauty (27,99 euros), en gel líquido ultraligero y de larga duración, que brinda un brillo rosado fresco y moderno al rostro.

KVD Beauty
KVD Beauty

Más fácil de modular: De nuevo, por su textura, es mucho más sencillo coger más o menos producto y subir la intensidad de la aplicación según se quiera. Prueba, por ejemplo, el stick para el contorno del rostro con acabado mate de Kiko Milano (i9,99 euros), con una fórmula que ha sido enriquecida con aceite de nuez de kola y extracto de pistacho, con propiedades emolientes y que permite esculpir los volúmenes del rostro, creando juegos de luces y sombras sutiles.

Kiko Milano
Kiko Milano

Se fijan mejor: El polvo es mucho más volátil y, por tanto, mucho más sensible a los agentes externos. La crema, como se seca tras su aplicación, queda mucho mejor fijada a la superficie, soportando muchas más "agresiones" que otras texturas. Nos encanta, por ejemplo, las sombras de ojos Eyes To Mesmerise de Charlotte Tilbury (27,99 euros), con una fórmula fundente altamente pigmentada que no se emborrona en la delicada zona del contorno de los ojos y que cuentan con pigmentos iluminadores efecto "soft focus" que difuminan las líneas de expresión

Charlotte Tilbury
Charlotte Tilbury

Duran mucho más: Por esta misma razón, un maquillaje en crema dura mucho más tiempo que un maquillaje elaborado con otro tipo de productos, por lo que apenas se necesitará fijador de maquillaje. ¿Un producto en crema más que nos chifla? El Soft Matte Complete Concealer de Nars (30,99 euros), un antiojeras cremoso que afina, disimula y alisa las imperfecciones al instante y contribuye a mejorar el aspecto de la piel a largo plazo, además de ofrecer una  cobertura con un acabado suave mate perfectamente natural sobre las ojeras más marcadas.

Nars
Nars

Continúa leyendo