Cómo aplicar el labial mate de forma fácil y con el mejor resultado

El acabado de estos 'lipstick' es inigualable y además duran horas y horas intactos en el labio, pero precisamente por eso hay que tener ciertas precauciones al aplicarlos.

La tendencia de los labios mates aterrizó para quedarse con nosotros hace ya varias temporadas. Cambiamos los pegajosos glosses por labiales que producían un efecto completamente contrario sobre los labios e incluso pueden llegar a resecar su delicada piel. También sustituimos el aspecto de labio más grande que se consigue con el efecto brillante, por una pátina mate que puede crear la ilusión óptica de que nuestro contorno es más pequeño.


Por todo esto es fundamental contar con la mano experta de un maquillador que sepa valorar nuestro caso concreto para sacar a nuestros labios todo el partido. Si tienes la ocasión de que un maquillador profesional coloree tus labios en algún momento, fíjate en cómo lo hace e intenta replicarlo en casa. De momento, contamos con la sabiduría y experiencia de la maquilladora Cristina Lobato, que resume en cinco, los paso fundamentales para conseguir un labio mate bonito.

1. Exfolia sí o sí.

Si para la aplicación de cualquier labial es recomendable una exfoliación previa, en el caso de los labiales mate, es casi obligatoria. Puedes hacerlo con un exfoliante casero creado a partir de azúcar y miel, o con una de las múltiples opciones que existen en el mercado . “Lo ideal es exfoliar el labio dos veces por semana para mejorar su textura. Además de eliminar células muertas, acondicionas y nutres el labio gracias al karité”, explica Cristina. Una vez exfoliados, antes de comenzar con el color aplica un bálsamo hidratante. Lo ideal es realizar este paso antes de comenzar con el cuidado facial, de esta forma mientras aplicas las cremas el producto que hemos puesto sobre los labios actuará y sus principios activos actuarán mientras haces el skincare y comienzas a maquillar el rostro.

Labiales Natta Beauty
Natta Beauty

2. No sin tu perfilador

Cuando usamos un labial mate, este producto se convierte en un gran aliado. La alta pigmentación de este tipo de producto requiere gran precisión al aplicarlos, ya que si lo ponemos donde no es y luego tenemos que desmaquillar es posible que la zona no quede limpia del todo y estaremos echando a perder el trabajo que ya hemos realizado. Para evitar perder el tiempo, antes de usar el labial, dibujaremos el contorno con el perfilador. Este lápiz, además de facilitar la aplicación del lipstick nos ayudará a redibujar el labio y compensar asimetrías, rellenar contornos y aumentar ligeramente el volumen realizando el famoso overlip, según indica Cristina.

El único problema que encontramos con este producto es que puede ser difícil encontrar un color exacto al del labial que vamos a aplicar, para esto Cristina Lobato tiene un truco: “Utiliza un delineador transparente: estos sirven para crear una línea invisible alrededor del labio que evita que el labial no se difumine. Además, este producto ayuda a rellenar posibles arruguitas del contorno para ganar definición”.

Blanca Suárez
Gtres

3. Controla la cantidad de producto

Ahora toca pasar al labial. Normalmente los labiales mate se venden en formato líquido, una fórmula que es indispensable para su acabado mate. Los envases de este tipo de producto suelen facilitar que cuando están nuevos, o todavía hay una gran cantidad de producto en el interior, el aplicador salga a la superficie con más producto del que necesitamos. Hay que tener cuidad con poner más fórmula de la necesaria sobre el labio, sobre todo cuando se trata de labiales mate de larga duración. Sobre todo, no reapliques capa sobre capa, pues esto puede dar lugar a la formación de bolitas que queden sobre el labio y grietas, dando lugar a un aspecto antiestético. Si a lo largo del día vas a comer fuera de casa -sobre todo si se trata de comidas aceitosas- lo mejor es retirar el labial antes de la ingesta, también será más cómodo para ti y reaplicarlo cuando se termine


4. La forma de aplicar el labial

"A la hora de maquillar, comienza aplicando el producto como si estuvieras perfilando con un perfilador: con ayuda del bastoncillo aplicador maquilla primero la zona central del labio superior (el arco de cupido) y sigue delineando de forma descendente pero sin llegar a las comisuras”", explica Cristina. "Después, maquilla desde la comisura hasta unir con la línea anterior. En las zonas de las comisuras es importante respetar la línea natural del labio para evitar que quede artificial. Maquilla desde la comisura hacia arriba también para evitar que quede acúmulo de producto en esa zona", termina la experta.

Emma Stone
Gtres

5. El secreto de los maquilladores


Puede que en muchas ocasiones hayas visto el resultado de un labio maquillado por un profesional y hayas pensado: ¿por qué a mí no me queda igual? Lo cierto es que los maquilladores se guardan un as en la manga que hace que el resultado sea impecable. Una vez maquillado el labio, para crear una estructura realmente perfecta se valen de un poco de corrector y una brocha plana muy fina. Pasándolo por el contorno de los labios se pueden corregir los pequeños errores que se hayan producido en la aplicación del labial. Este paso se realiza con un corrector ligeramente más claro que el tono natural de la piel para resaltar el contorno del labio.

María Villar

María Villar

Me gusta la pizza con piña y soy un ave nocturna. Vivo entre lunares, lazos, labiales rojos y maxipendientes. Pero también tengo un objetivo: defender la moda y la belleza como formas de expresión.Todavía me corren cosquillas por el cuerpo cuando se refieren a mí como periodista. El café siempre sin azúcar.

Continúa leyendo