Bases de maquillaje: todo lo que necesitas saber para elegir la tuya

Te contamos cómo elegir la base de maquillaje perfecta para ti ¡y cómo aplicarla para lucir una piel impecable! ¡No te lo pierdas!

Bases de maquillaje: todo lo que necesitas saber para elegir la tuya
Imaxtree

Encontrar la base de maquillaje perfecta puede parecer una misión imposible. Es un producto de belleza imprescindible en cualquier neceser beauty y ha de cumplir una serie de requisitos que parece interminable. La base ideal tiene que adaptarse perfectamente a nuestra piel, tiene que cuidarla, aguantar intacta durante todo el día sin resecar la piel... ¿Cómo elegir el producto perfecto? No te preocupes, es mucho más fácil de lo que crees. 

Cómo elegir la base perfecta

"La base la vamos a elegir según nuestro tipo de piel", destaca Cristina Lobato, maquilladora profesional. "Si es una piel seca, vamos a escoger bases de maquillaje que en su formulación contengan agentes hidratantes o que ayuden a retener la humedad como puede ser, por ejemplo, el ácido hialurónico. Este tipo de bases hidratantes suelen ser de cobertura media-baja o baja modulable", explica. "Si es una piel más grasa, necesita una base de mayor cobertura y mayor concentración de pigmento de color para que dure más horas en la piel. Para pieles muy grasas, escogeremos bases que sean resistentes al agua para que se adhieran mejor a la piel", añade. 

Diferentes texturas

Antes de elegir tu base, echa un vistazo a las diferentes texturas disponibles en el mercado:

  • Polvos compactos. Su fórmula ha evolucionado muchísimo. Ahora la mayoría se cocinan a base de ceras, polvos e ingredientes matificantes inteligentes que absorben el sebo de la superficie de la piel solo donde se necesita, mientras cubren con una fina capa de pigmentos flexibles que no dejan la cara acartonada. Son ideales para aquellas a los que no les gustan los brillos y buscan una piel que emule el terciopelo. 
  • Fluidos ligeros. Son productos con una textura superlight y con un objetivo: mostrar tu mejor cara sin que parezca que estás maquillada. Estas fórmulas suelen contener microesferas de color que reflejan la luz. ¿El resultado? Disimulan imperfecciones de una forma sutil mientras iluminan tu rostro. Muchos incluyen siliconas que rellenan los huequecitos de la piel para afinar su textura.
  • Texturas medias. Estas fórmulas más esponjosas parecen estar a medio camino entre un maquillaje al uso y una crema. Suelen contener azúcares y activos que, además de aportar hidratación, son muy confortables de utilizar. Su punto fuerte no es darte una cobertura muy densa, sino contar con microesferas que reflejan y modulan la luz reflejada. Pueden contar con diferentes acabados pero el objetivo de todos es que parezca que te has puesto un filtro de Instagram. 
  • Acabados ‘longlast’. Los fluidos que aguantan sobre tu piel todo el día ya son una realidad. Su acabado suele ser mate para que no “resbale” sobre tu piel. La clave es formularlos con diferentes activos que se adhieran a la dermis como un imán y desaparezcan gradualmente. Muchos actúan como una esponja (controlan la hidratación) y permanecen sobre la superficie más tiempo.
  • Fórmulas con un plus. Sí, ya muchos fluidos no solo maquillan, sino que también incluyen ingredientes hidratantes y protectores como la vitamina E o aceite de argán. Sin embargo, la tendencia en bases es dar un paso más y tratar las consecuencias del paso del tiempo sobre la piel. Cócteles de extractos vegetales, componentes antiox o moléculas hi-tech, con el fin de alisar arrugas, reducir poros o unificar el tono en unas cuatro semanas (el tiempo que tarda la piel en regenerarse). No sustituyen los tratamientos habituales, sino que los refuerzan. 

Cómo aplicar la base de maquillaje

"La forma de aplicar la base de maquillaje va a depender de la cobertura que queramos darle", explica Cristina Lobato. "Para un efecto de piel traslúcida muy natural y de cobertura baja, aplicamos la base con esponja humedecida. Si queremos una cobertura media, aplicamos con una brocha tipo mofeta. Para mayor cobertura, escogemos una brocha tipo kabuki. A mí personalmente me gustan más las brochas que me permiten utilizar menos cantidad de producto que una brocha o herramienta que me proporcione más cobertura", concluye. 

Magdalena Fraj

Magdalena Fraj

Periodista de vocación, amante de la moda y 'beauty junkie'. Con 5 años me convertí en la estilista de mi madre y en ese momento descubrí lo que quería hacer con mi vida. Soy de las que todavía siguen viendo 'Sexo en Nueva York' en bucle y que aún suspiran por un libro en papel. En mi tiempo libre me pierdo por las calles de Madrid en la búsqueda de los mejores restaurantes italianos.

Continúa leyendo