Consejos para un maquillaje súper natural

¿Necesitas cobertura en ciertas zonas de tu rostro pero no quieres que se note que llevas maquillaje? Te contamos unos trucos que nunca fallan. ¡No te los puedes perder!

El no makeup makeup look es una tendencia que llegó para quedarse  y, lo mejor de eso, es que permite sacar el máximo provecho de tu belleza natural. El objetivo no es cambiar tu rostro por uno distinto, aplicando capas y capas de productos sino que, simplemente, es corregir las áreas en las que sentimos que necesitamos un poco de cobertura.

Como cualquier look, primero debes asegurarte de tener el rostro limpio. Este paso es el más importante de todos ya que es fundamental cuidar nuestra piel en todo momento. Si la idea es llevar este maquillaje durante todo el día, entonces no puedes olvidarte de usar protector solar para cuidarla y protegerla de los rayos UV.

Una vez hecho esto, olvídate de aplicar una base en tu rostro. En lugar de esto, coloca el corrector de ojeras debajo de los ojos y en las áreas en las que lo necesites, ya sea algún granito, una mancha o quizás hiperpigmentación. Esto te dará la cobertura que buscas sin agobiar la piel con tantos productos. Cuanto más hidratante el corrector, menos se va a notar, pero eso queda a tu gusto y, claro está, del tipo de piel que tengas.

Con un bronceador en crema, marca las zonas donde naturalmente el sol te iluminaría, como los pómulos, los perímetros de la frente y, si quieres disimular la papada, puedes aplicarlo también en esa zona. La idea es crear luces y sombras para darle dimensión a tu rostro pero de una forma natural para que nadie piense que traes maquillaje. Puedes aplicarlo con una esponja húmeda, con una brocha o, también, con tus propios dedos. Utilices la herramienta que utilices, ¡llegarás al mismo resultado!

Para crear ese glow from within, utiliza un iluminador líquido para que se vea lo más natural posible. Esto dará la sensación de que tienes la piel súper hidratada y bien cuidada. ¿Sabías que al utilizar tus manos para aplicar todos estos productos líquidos, el calor de los dedos hace que se unifique todo a la perfección y no deje señales de estás usando maquillaje?

Para sellarlo, puedes utilizar un poco de polvo traslúcido. Esto va a hacer que tu look dure más horas. Eso sí, no coloques demasiado polvo, pues quitarás todo el brillo que estamos buscando. Si tienes un spray fijador ayudará a fijar tu maquillaje. Si no tienes uno, ¡no te preocupes! Puedes optar por humedecer la esponjita que normalmente usarías para maquillarte y presionarla sobre la cara. Esto hará que la apariencia polvorienta desaparezca y que todos los productos queden unificados y parezca tu propia piel.

 

Esta parte es optativa. Si tienes pocas cejas y deseas llevarlas más tupidas, siéntete libre de agarrar un lápiz para cejas y trazar líneas cortas aleatoriamente. O, simplemente, puedes utilizar un gel para cejas y peinarlas hacia arriba para lograr un efecto de cejas más completas. No olvidemos que son el marco de los ojos por lo que, aunque no sea obligatorio, es altamente recomendable.

Por supuesto, no podemos dejar a un lado las pestañas. Es un paso fundamental ya que abre tu mirada. Como la idea es obtener un look natural -que no parezca que estás pintada- entonces con una máscara marrón harás que tus ojos se destaquen sin llamar tanto la atención. Idealmente, si tienes una que tenga un cepillo fino con las cerdas separadas, mejor, pues las separará pelo por pelo evitando que se formen grumos.

Podemos finalizar con un bálsamo transparente o puedes utilizar un labial nude o rosado, que puedes usar, a su vez, como colorete. Con todos estos consejos lograrás un maquillaje de lo más natural. Y dinos, ¿qué truco ha sido tu favorito?

Continúa leyendo