¿Por qué no se recomienda llevar las uñas esmaltadas ante la amenaza del Coronavirus?

Dos médicos expertos nos explican el mal que te podría hacer llevar las uñas maquilladas en este momento que estamos viviendo.

Manicura y coronavirus
Imaxtree

La situación de alerta generalizada en cuanto al sistema de propagación del Covid-19, el virus que ha puesto en jaque a medio planeta y a la economía mundial, pone en alerta a todos los ciudadanos y nos ha hecho plantearnos hasta nuestro modo de vida. En plena reivindicación del #quédateencasa nos ponemos como objetivo resolverte todas esas dudas que te sacuden en lo que a bulos, leyendas y medias verdades que se extienden como la pólvora. La última que queremos esclarecer es sobre la verdad del daño que nos podría hacer llevar las uñas esmaltadas y la verdad es que, a lo mejor, no son días de manicuras perfectas. Dos médicos nos lo explican. 

Dra. Beatriz Beltran (Passeig de Gràcia, 78, Barcelona) nos aclara estas dudas que están sobrevolando las redes sobre si podemos o no llevar las uñas esmaltadas y si lucirla es peor para nuestra salud. 

No se recomienda pintar las uñas entre otras cosas "porque el coronavirus origina problemas pulmonares que pueden llegar a ser graves". Por ello, nos explica que si llegamos a tener este tipo de afecciones respiratorias graves tener las uñas esmaltadas puede dificultar el trabajo de los expertos. Y nos lo explica de la siguiente manera " si tenemos estos problemas, una de las formas rápidas de conocer nuestros niveles de oxígeno en la sangre es la saturación de oxígeno que se mide con un dispositivo que se coloca en el dedo". Lo que no sabíamos, que nos explica la Dra. Beltrán es que "si las uñas están pintadas no tiene fiabilidad, bajo mi punto de vista es el motivo más importante. Nos deberíamos retirar los esmaltes para facilitar el trabajo de nuestros sanitarios".

 

Doctor Carlos Morales, del grupo de Dermatología de Pedro Jaén (Calle del Cinca, 30, Madrid), nos da su opinión al respecto sobre si debemos o no esmaltar las uñas ante esta amenaza vírica: "en teoría los esmaltes de uñas son más porosos que la propia cutícula, y al resquebrajarse la pintura se podrían acumular más partículas víricas. Aunque no esté científicamente probado". Y, de nuevo, se hace eco de la dificultad que podría causar en "caso de necesitar medir la saturación de oxígeno de forma no invasiva dificultará su medida (se hace con  un dispositivo acoplado al dedo)".

 

Protocolo de lavado de manos según los expertos

Si no tenemos gel desinfectante, ¿podemos lavarnos las manos con jabón y que estemos protegidas del virus?

La Doctora Beatriz Beltrán nos apoya esta necesidad de conciencia máxima sobre la pulcritud y constancia en la limpieza de nuestras manos tengamos o no gel desinfectante. Para frenar la ansiedad causada por la carestía de este desifectante de tan precidado suo en centros hospitalarios nos habla de cómo podemos limpiar las manos de una manera eficiente con jabón de manos tradiciona.  "Es recomendable lavar las manos con agua y jabón un tiempo de 20 segundos de lavado: esta duración y, sobretodo, la frecuencia con la que debemos hacerlo pude llegar a resecar las manos así que, como medida complementaria, recomiendo ponerse crema hidratante nutritiva de mano después del lavado", de esta manera evitaremos que se resequen las manos y salgan pequeños pellejitos que, por inercia, tratarás de erróneamente llevártelos a la boca. Y, concluye, con una pequeña recomendación que no debes dejar de repetirte por mucho que la hayas oído: "hemos de intentar tocarnos la cara lo menos posible y evitar realizar contactos innecesarios con nariz, ojos y boca". 

Gloria Vázquez Sacristán

Gloria Vázquez Sacristán

Vivía dividida entre ser escritora, panadera o guionista de cine. No concibo la vida sin música, un verano sin libros, ni una buena conversación que no sea en torno a un plato de comida. Apasionada de la moda y la belleza desde pequeña, amante empedernida de los deportes de montaña y acuáticos, coleccionista de perfumes y tacones que no aguanto más de dos canciones. No recibí la llamada de la medicina, como le hubiera gustado a mis padres, pero sí sentí la necesidad de buscar el bienestar de los demás y a eso me dedico, humildemente, con mi pluma o mi teclado, desde aquí, todos los días.

Continúa leyendo