Las claves para un perfecto (y terrorífico) maquillaje de Halloween

3 minutos

¿Bruja? ¿Vampiresa? ¿Niña del exorcista? Te disfraces de lo que te disfraces, completa tu atuendo con un buen maquillaje.

Es curioso, pero el porcentaje de empeño y ganas que pone la gente para disfrazarse y maquillarse en Halloween, es el más elevado comparado con el de cualquier otra fiesta de disfraces que se organice durante el año. Está claro que Estados Unidos es el rey de Halloween, pero poco a poco se está europeizando y cada vez más gente celebra estas fiestas como si fuera la gran fiesta del año.

El atuendo al final es lo más fácil. Lo único que tienes que hacer es buscar en el fondo de tu armario cualquier prenda que reúna estos tres requisitos: el color (negro, gris o blanco, cualquier gama de color claro es perfecto, si luego te encargas de mancharlo), si es ancho mejor, pero puede ser apretado (para las más coquetas de Halloween) y vieja, por si tu maquillaje mancha (o el de los demás). Y si no puedes coger el ejemplo de estas chicas japonesas que han cogido el pijama de fondo de armario que no querían, lo han manchado y han ido acompañadas del peluche de su infancia.

Getty
Getty

Pero, ¿qué es lo que realmente impacta y llama la atención en Halloween? El maquillaje. Puede ser un maquillaje con el que estés guapa o con el que no, pero de cualquiera de las dos formas, debe llamar la atención y no pasar desapercibido. Los tonos más utilizados son el negro, ciruela, rojo pasión y blanco. Alguna que otra añade un poco de purpurina para crear un poco de fantasía en el rostro. Y, por supuesto, no pueden faltar los pequeños detalles como las pestañas postizas, las uñas glitter, los colmillos de vampiro, nariz de bruja, arañas, que le darán el toque final al disfraz que elijas.

¿Cómo maquillarse en Halloween? Es fácil y si te sale mal, no pasa nada, es el único día en el que no hay problema si te pasas con la sombra de ojos, te sales del contorno de los labios o te olvidas de ponerte mascarilla de pestañas.

Istock
Istock

Lo que te recomendamos al 100% es tener los ojos pintados, no tiene que ser como la foto, pero si son negros en toda la zona del párpado y también debajo del ojo, mejor. Utiliza una pintura hecha expresamente para pintar la cara, así podrás quitártela con más facilidad una vez tengas que retirar el maquillaje.

El segundo truco de maquillaje de Halloween es la zona de la boca. Y hablamos de zona porque, si bien puedes pintarte los labios negros, morados o rojos, también puedes dibujarte una de esas sonrisas diabólicas o unas gotas de sangre cayendo de tu boca. Pero pintados mejor.

El tercer truco es el contorno del rostro. Este es más variado y puedes optar por varias opciones. Una de ellas es hacerte alguna que otra herida, brecha o araña. Otra es maquillar tu piel de blanco para que llamen más la atención tus labios y ojos oscuros.

Prepárate de la mejor forma para este Halloween, será inolvidable. 

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS