Poros abiertos: trucos de maquillaje para que no se noten

Malas noticias: los poros no se pueden cerrar. Lo que en realidad podemos conseguir a través de la cosmética es que visualmente sean menos perceptibles. Descubre cómo hacerlo.

Aunque tener poros abiertos es algo totalmente normal, sobre todo en pieles grasas, es cierto que para muchas son el gran enemigo a la hora de maquillarse ya que hacen que la piel se vea desigual y con textura. "En primer lugar, es importante aceptar que la piel tiene textura y que cuanto más queramos tapar o cubrir, más textura le vamos a dar", explica Cristina Lobato. La maquilladora profesional afirma, además, que esas pieles totalmente lisas que vemos en Instagram no son reales, son fruto de una luz determinada, una edición y unos filtros.

"El poro es la abertura del canal del folículo piloso que conecta directamente con la glándula sebácea. De esta forma, su tamaño está predefinido genéticamente dependiendo de la producción o estimulación de dicha glándula. Por ello, no existe ningún producto cosmético quelo abra o lo cierre. Lo que en realidad podemos conseguir a través de la cosmética es que visualmente sea menos perceptible", explica la experta. 

Ten en cuenta que, según destacan los expertos desde la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV), los productos perfectos para las pieles grasas no contienen aceites, sino siliconas (que no son comedogénicas, es decir no taponan los poros), agua y propilenglicol. A veces se añaden talco o caolín que absorben la grasa y disminuyen el brillo de la cara.

Mientras tanto, según nos explica la maquiladora, las pieles secas tienden a ser más lisas y con el poro más cerrado porque no tienen grasa para expulsar al exterior. En cambio, las pieles grasas suelen tener más textura y poros dilatados, esto se debe a una necesidad propia de la piel para seguir funcionando. "Si utilizas productos que obstruyen el poro te puede generar problemas en la piel como granitos o forúnculos", recuerda la maquilladora.

Los 5 tips de maquillaje que ayudan a disimular los poros abiertos

  1. Una higiene adecuada marcará la diferencia. Cuando el sebo no es eliminado se oxida en la superficie y se oscurece, formándose así el llamado punto negro.
  2. Limpia tu piel, tonifica a diario y realiza una higine facial acudiendo a tu profesional de confianza con la asiduidad que ésta considere tras realizar un diagnóstico exhaustivo de tu piel.
  3. Recomiendo el ácido hialurónico para hidratar la piel reteniendo la humedad necesaria.
  4. Antes de empezar a maquillar puedes aplicar un primer seboregulador. Algunos de ellos contienen siliciconas que rellenan y proporcionan una mejora visual de tu piel haciendo menos perceptible el poro.
  5. Escoge una base de maquillaje de cobertura media y sella con polvos. Ten especial cuidado con el tono, si tienes una piel neutra y escoges tonos cálidos es probable que la acidez del pH oxide el maquillaje y éste con el paso de las hora torne a un aspecto anaranjado.

Y ten en cuenta que "lo principal es aceptar que nuestra piel es un órgano más que nos permite vivir. Por eso, hay que tratarlo y cuidarlo de manera respetuosa para poder garantizar su funcionalidad", señala la maquilladora profesional. 

Magdalena Fraj

Magdalena Fraj

Periodista de vocación, amante de la moda y 'beauty junkie'. Con 5 años me convertí en la estilista de mi madre y en ese momento descubrí lo que quería hacer con mi vida. Soy de las que todavía siguen viendo 'Sexo en Nueva York' en bucle y que aún suspiran por un libro en papel. En mi tiempo libre me pierdo por las calles de Madrid en la búsqueda de los mejores restaurantes italianos.

Continúa leyendo