¿Sabías que puedes auto rediseñar cómo crecen tus pestañas? Estas son las claves para conseguirlo

Puedes usar los sérums de pestañas de forma estratégica para cambiar la forma en la que crecen tus pestañas... ¡Toma nota!

La revolución en productos de belleza y prótesis aumenta cada vez en mayor medida la posibilidad de modificar aquellos aspectos físicos que más conciernen o preocupan. Un ejemplo claro de ellos son las pestañas, víctimas de extensiones, postizos y un sinfín de posibilidades que no buscan otro resultado que el de mejorar el aspecto de la mirada. Se dice desde tiempos más que pretéritos que es el espejo del alma, un alma que se pretende reflejar cada vez con mayor profundidad, sensualidad y provocación.

Son precisamente esos postizos o incluso algunas máscaras de pestañas los que, a la larga, producen una modificación del aspecto de los ojos “porque perdemos vello al no tratarlo adecuadamente, ya que las adhesiones o determinados productos de maquillaje evitan que cada pelo transpire, tanto en su longitud como desde el folículo, causando una congestión que lo va debilitando hasta que muere, provocando que aceleremos nosotros mismos ese proceso de debilitación ya de por sí natural con el avance de la edad”, explica Natalia Guerrero, directora técnica de RevitaLash Cosmetics.

Ahora bien: se puede sucumbir a las pestañas de infarto, pero de otra manera, puesto que el mercado de la belleza aumenta cada vez más posibilidades con aliados como los sueros de pestañas que refuerzan el vello y tratan la zona del contorno de los ojos, para conseguir al final lucir el mismo efecto, de una forma saludable y natural, con pestañas propias. Las oportunidades no se quedan ahí: también se puede jugar a ser un auténtico arquitecto de la mirada sin salir del baño de casa, ya que los expertos aseguran que con los productos y técnicas adecuadas, no solo se puede conseguir unas mejores pestañas, sino también ir forzando que crezcan de la manera que se desea, creando auténticos efectos que dejan por el suelo a las técnicas de eyelining. Desde miradas felinas a un efecto de ojos sobredimensionados, todas las opciones son perfectas. Ahora bien, ¿cómo hacerlo? El primer paso es elegir un sérum de pestañas que las vuelva más gruesas y curvadas.

Revitalash
Revitalash

Cómo trabajar en el efecto deseado

El maquillador Miquel Cristóbal es experto en rediseñar la mirada en cada sesión de maquillaje a la que se enfrenta, pero también da los tips para trabajar con este tipo de sueros.

Mirada felina

Según el experto, podremos conseguir, por ejemplo, una mirada felina aplicando el sérum directamente a las pestañas, por encima de la línea de nacimiento, pero únicamente en la mitad exterior del ojo o sobre todo en el extremo. Así, incentivaremos que crezcan creando un efecto cat-eye para una mirada mucho más exótica”. Una opción perfecta para aquellas personas que muestran ojos caídos o cuyo párpado empieza a descender por la edad, creando un trampantojo que genere una impresión de mirada más alegre y sensual.

Big Eyes

Un efecto magnificado por la pintora Margaret Keane que puede no estar tan lejos de la realidad, puesto que “este tipo de miradas, que solemos denominar almendrada, se puede conseguir si reforzamos el crecimiento de nuestras pestañas en la parte central al aplicar el producto en esta región. Así, la sensación final tras el tratamiento será de unos ojos más redondeados y grandes”. Un truco para aplicar en ambos párpados, intensificando así la sensación deseada.

Juntar o separar los ojos

Hay quienes sufren de unos ojos que están más separados de lo deseado o, todo lo contrario, demasiado juntos. ¿Cómo invertir el efecto? “Si aplicamos el serum en el extremo interior, más cerca del lagrimal, reforzaremos el crecimiento del vello generando la sensación de que tenemos los ojos más juntos de cómo están en realidad. Si queremos conseguir la sensación opuesta, y magnificar el efecto separación, lo aplicaremos en los extremos exteriores sobre todo”, concluye el maquillador.

Continúa leyendo