Saca el mayor partido a tu delineador blanco

Posiblemente si hablamos de lápices de ojos, el de color negro, sea el preferido por la mayoría de las mujeres. Sin embargo, cada vez son más las que deciden incluir el color blanco en su set de maquillaje. ¿Aún no conoces todos los beneficios que aporta a tu mirada? ¡Te enseñamos cómo utilizarlo!

Gigi Hadid

Los 90, fueron sin duda la época dorada del delineador blanco. Ya en esos años, artistas como Madonna, sucumbieron a sus encantos y lo convirtieron en un imprescindible habitual de su maquillaje de ojos. Y no es para menos, con este producto podrás pasar de lucir una mirada cansada, a una resplandeciente en apenas un par de minutos. Para ello, nos hemos centrado en los consejos de la directora de la start-up de maquillaje Make up Factory Yves Rocher, Amélie d'Halluin. Quien se declara fan incondicional de este producto y defiende su uso diario.

 El maquillaje nude o efecto cara lavada, caracterizado por conseguir un look muy sutil que apenas se aprecia, es por el que optamos muchas de nosotras en nuestro día a día. En estos casos, el lápiz blanco es sin duda una buena alternativa debido su gran poder iluminador. Aplícalo sobre la línea de agua inferior, para una mirada mucho más viva. Este efecto también podrás conseguirlo, marcando la v del lagrimal y posteriormente difuminándola con el dedo o con un cepillo. Gracias a estas técnicas, el blanco del lápiz, logrará confundirse con el de los ojos, consiguiendo así que éstos se vean mucho más grandes. La modelo Gigi Hadid, se ha convertido en la gran embajadora de esta práctica.

A su vez, el delineador blanco también te servirá a la hora de aplicar las sombras de ojos. Utilizálo previamente en el párpado y, a continuación, aplica la sombra que más te guste. De esta forma, conseguirás que se fijen mucho mejor los colores y que se vean en gran medida más vivos. Un lápiz de punta gruesa, te permitirá también conseguir que tu nariz se vea mucho más fina. ¿Cómo? Dibuja una línea blanca en tu tabique y difumínala a modo de iluminador. ¡Notarás el resultado!

A la hora de escoger un lápiz de ojos, debes basarte principalmente en qué efecto quieres conseguir al utilizarlo. Si lo que buscas es un efecto natural, entonces elige un tono nude o rosado, estos colores conseguirán que luzcas un aspecto mucho más dulce que si por el contrario eliges un blanco puro. En este caso, es mejor que no abuses mucho a la hora de maquillarte, ya que un uso excesivo de este producto, podría provocar que tu mirada se viese mucho más dura. La textura, también es un factor muy importante a la hora de elegir lápiz de ojos. Por lo general, intenta escoger un modelo con una punta suave, para conseguir tanto un mejor deslizamiento como una mayor fijación.

Así que ya sabes, si necesitas disimular que estuviste hasta las tantas de fiesta o que el calor no te ha dejado dormir esta noche, el lápiz blanco será tu mejor aliado para conseguir lucir una mirada más grande, fresca y luminosa durante todo el día.

CONTINÚA LEYENDO