6 trucos para dominar el arte del eye-liner líquido y que no se te mueva nunca más

Si tienes una relación de amor-odio con este producto de maquillaje, estos sencillos consejos te van a ayudar a que se convierta en una relación de amor-amor y para siempre.

eye liner liquido
Imaxtree

El acabado del eye-liner líquido te encanta, pero su aplicación (fallida) te ha acabado arruinando más de un maquillaje. Tantos, que el pincelito de marras está muerto de risa en el fondo del neceser, porque has vuelto a confiar tu delineado diario al lápiz de ojos negro de toda la vida. Sin embargo, ¡qué rabia!, el acabado no es, ni de lejos, el mismo.

Al igual que para practicar unos ojos ahumados nos encomendamos, sin pensárnoslo dos veces, a un lápiz blandito que se deslice por el ojo sin complicaciones y se difumine con un simple gesto, cuando lo que necesitamos es una mirada gatuna envidiable, nuestro as bajo la manga es la versión líquida del lápiz de ojos.

Sin embargo, su alta pigmentación de serie y la precisión que necesita su aplicación, nos ha vuelto a demostrar esa verdad universal que defiende que del amor al odio solo hay un paso, y que este suele terminar con un algodón impregnado en desmaquillante sobre nuestro ojo.

Por suerte existen trucos de experto que van a facilitarte tanto esta tarea que conseguirán que no quieras despegarte de tu eye-liner líquido nunca jamás.

 

1. Empieza por el eye-liner líquido que mejor se adapte a tus capacidades

Si te vas a iniciar en el arte del eye-liner líquido sin experiencia previa, lo más aconsejable es empezar por un delineador de punta de fieltro superfina, ya que es más fácil de controlar. Sin embargo, si tienes destreza con el dibujo, puedes elegir un lápiz con aplicador de punta de pincel. Esta opción requiere de un mayor control del trazo, pero el resultado merece la pena.

como usar eye liner liquido
Unsplash

2. Sujeta el lápiz de ojos siempre cerca del final

Al contrario de lo que se pueda pensar, tener el agarre demasiado cerca de la punta ejerce demasiada presión sobre ella, y esto puede ser lo que te esté provocando un resultado irregular.

 

3. La posición del rostro: eleva la barbilla ligeramente hacia arriba

Después, baja la mirada para que los párpados queden medio cerrados. Este ángulo ayuda a evitar que la línea se desvíe por el párpado móvil y que el resultado se vea desigual.

 

4. Aplica el eye-liner después de la sombra

Las sombras en polvo actúan como un imán para los delineadores líquidos, y esto se traduce en que permanecerán sin moverse durante todo el día. Sin embargo, si vas a aplicar una sombra en crema, lo más recomendable es utilizar un primer sobre el párpado antes para lograr la base perfecta.

 

5. Utiliza una guía

Si tu pulso no suele ayudarte en esta tarea, dibuja primero una línea con un lápiz cremoso previamente afilado. Una vez hayas conseguido la forma deseada con este, perfila sobre ella con el eye-liner líquido para conseguir más profundidad y definición en tu delineado.

 

6. Realiza movimientos cortos

En lugar de intentar trazar la línea de una sola vez, intenta dibujar pequeños guiones a lo largo de las pestañas superiores y conéctalos después hasta crear un único trazo. Para ello se recomienda sostener el eye-liner de forma horizontal, es decir, que quede en paralelo al suelo, y trazar la línea a ras de las pestañas.

Cristina Sánchez de Pedro

Cristina Sánchez de Pedro

No se me ocurre mejor forma de invertir mi tiempo que observando, disfrutando y escribiendo sobre aquello que más me entretiene: la moda, el cine y las series. También tengo una inexplicable atracción por los aparatos con muchos botones, por lo que estaba bastante claro que iba a terminar pegada a una calculadora, a una máquina registradora o al teclado de un ordenador. De momento, todo bien.

Continúa leyendo