Doble al rojo: el (otro) color que ha triunfado en los Óscar

Los dorados de Emma Stone y Dakota Johnson no lograron deslumbrar al clásico de la grandes galas. Porque esta temporada el rojo se cuela en tu tocador y trepa hasta tus ojos.

"Si no es una pasión, si no te estás quemando, si no estás en llamas, no has vivido". Esta desgarradora declaración de la mítica editora de moda Diana Vreeland pudiera parecer un pelín dramática, pero ¿qué no lo es cuando hablamos de AMOR (sí, así, en mayúsculas)?

Tanto cuando lo perdemos como cuando lo hallamos parece que nos arrastre un ciclón de sentimientos imposibles de controlar. Pero, ay, cuando estamos enamoradas, todo lo vemos de color de rosa, o mejor, de rojo, que para algo es el color de la pasión. E igual que cuando una mujer se viste de rojo sabe que será el centro de atención, no pasará desapercibida si emplea ese mismo tono en su maquillaje. No en vano a él le ha dedicado la recién estrenada Global Creative Makeup, Lucia Pica, su primera colección para Chanel.

No te resignes a llevarlo solo sobre los labios o uñas, el rojo admite muchas más aplicaciones, por ejemplo sobre las mejillas (aunque tiende a tirar a coral), muy favorecedor en mujeres de cabello y piel morena o como eyeliner, para una mirada transgresora. Y si la fecha más romántica del calendario te pilló con el corazón partido, por qué no seguir el consejo de Coco Chanel: "Mujeres, poneos rojo en los labios y atacad".

Continúa viendo nuestras galerías