Maquillaje: 10 pasos para estar perfecta

Maquillarte es fácil si sabes cómo. Vamos a darte unos tips muy sencillos que podrás aplicar cada vez que tengas que hacerlo.

Antes de aplicar el maquillaje, limpia e hidrata tu piel. Si tu cutis es seco, usa una crema a base de aceites que hidratan y limpian. Por el contrario, si tienes una piel grasa, utiliza una limpiadora en gel a base de agua. Asegúrate de hidratar bien la piel del contorno de ojos con una crema ligera, para que la aplicación posterior del corrector sea suave, uniforme y se absorba bien.

Para un look natural, utiliza correctores, bases de maquillaje y polvos con pigmentos amarillos. El objetivo: que se funda con tu piel.  El corrector tiene que ser un tono más claro que el color de tu piel. Si el resultado es grisáceo, el tono elegido es demasiado claro. Si queda muy amarillo, el corrector es demasiado oscuro. Si tienes las ojeras muy marcadas, existen pre-correctores con pigmentos rosados. Busca el tono de base que se funda con tu piel. Utiliza los dedos o una esponja de maquillaje para aplicar la base de maquillaje en aquellas zonas donde la piel necesita igualarse (alrededor de la nariz y la boca, donde la piel se enrojece). 

Para conseguir un acabado perfecto y duradero, aplica polvos sueltos sobre el corrector. Llega el momento del colorete: sonríe y aplica un tono neutro de colorete en la manzana de las mejillas. Difumina hacia el nacimiento del pelo y hacia abajo para rebajar el color. 

Recuerda que el tono más favorecedor suele coincidir con el tono natural de tus labios o un poco más oscuros. Para aplicarte el pintalabios, empieza con unos labios limpios y suaves. Te recomendamos exfoliartelos previamente con una toalla húmeda. Los tonos neutros, las fórmulas traslúcidas y los brillos de labios pueden ser aplicados directamente del envase. Utiliza la brocha para tonos más oscuros y brillantes que requieran una mayor precisión en la aplicación. Para conseguir un efecto de larga duración, perfila y rellena tus labios con el perfilador antes de aplicar el color. 

Puedes definir las cejas utilizando un rpoducto específico o usando una sombra de ojos que coincida con el tono de tu pelo. Aplica una sombra clara como base desde las pestañas hasta el hueso orbital. Después, pon una sombra de tono medio en el párpado móvil hasta el pliegue del párpado. Delinea la base de las pestañas superiores con una sombra oscura. Para conseguir una mayor duración puedes humedecer previamente la brocha. Una vez delineadas las pestañas superiores, comprueba que la línea sea igual y uniforme en ambos ojos y rellena los huecos si los hubiera. Para conseguir un mayor impacto, utiliza la máscara de color negro. Y para un look más suave utilice la máscara de color marrón. Cuando apliques la máscara de pestañas manten la brocha paralela al suelo y aplíquela desde la base hasta la punta de las pestañas. Da una vuelta al cepillo para separarlas, evitando así que se apelmacen. 

Continúa viendo nuestras galerías