Belleza -- Maquillaje

13 productos rojo pasión que te conquistarán

Rojo. El color de la pasión, del amor, pero también de la sangre, de lo prohibido y tabú. Es sin duda alguna el color más místico, impenetrable y sensual. Marilyn Monroe lo convirtió en una institución en los años 50, como una señal de resistencia y de reivindicación de su feminidad. Pintarse los labios de rojo demostraba (y sigue demostrando) seguridad y confianza. Se ha convertido, con el paso de los años, en un símbolo del glamur absoluto.  

En el ámbito artístico, es una constante. Como no recordar la manicura de Olivia Newton John, la inolvidable Sandy, en la película Grease, o la de Mia, protagonizada por Uma Thurman, en el clásico Pulp Fiction. El rojo por su gran carisma y poder de seducción se ha transmitido de generación en generación, y no debería desaparecer de nuestro ropero (¿Quién no tiene un vestido rojo para las noches más sensuales?) como de nuestro neceser.

A la hora de maquillarse, es una auténtica baza. Ilumina de forma instantánea cualquier rostro, que sea en los labios, las mejillas o incluso en toques sutiles en los ojos. Aun así, es un color exigente, en el sentido de que no se puede aplicar como cualquier otro (el rosa es más maleable, sus tonos empolvados se notan menos). Al ser tan vistoso y llamativo, supone utilizarlo con cuidado y sentido común, no mezclarlo con varios colores potentes. Sus posibilidades son inmensas si lo convertimos en el único protagonista de nuestro look. Es, en este sentido, el color más caprichoso.

Para que se convierta en tu tono favorito, si no es ya el caso, te proponemos una serie de productos claves que podrás utilizar tanto en casa como en la oficina o de fiesta. En pequeño formato y en ‘packagings’ ideales, podrás llevarlos a todas partes y realizar retoques constantemente. Apúntate nuestros consejos para no caer en las redes de la vulgaridad (es un peligro para todas) y conseguir un maquillaje potente, pero elegante. Si eres discreta, es el momento de apostar por este color. Tiene un efecto inmediato, te hará sentir poderosa sin esfuerzo y perderás tus inhibiciones en menos tiempo de lo que te imaginas. Deja que te conquiste el rojo, no te arrepentirás.