¡Protege tus uñas! Los 20 mejores quitaesmaltes sin acetona

Teclear, jugar, leer, cocinar… Las actividades que practicamos a lo largo del día son infinitas y afectan directamente una parte de nuestro cuerpo muy concreta: las manos. Propensas a resecarse (sobre todo en invierno), necesitan un cuidado continuo (aquí te dejamos algunos ‘tips’ para cuidarlas adecuadamente). Y si bien hay una parte de nuestras manos que necesita un tratamiento aún más preciso es la de la uñas. Pintadas o no, nuestras uñas pueden volverse frágiles y  quebradizas, sobre todo si no se usa el material adecuado. El esmalte es fundamental ya que de ello depende su textura pero también su color.

Aunque no solamos pensar en ello, el quitaesmalte es tan importante como el propio esmalte. Es el responsable parcial de la regeneración de nuestras uñas, su luminosidad y fortaleza. Es preciso tener en cuenta su composición para evitar agresiones innecesarias, habituales en los productos de este tipo. A la hora de consultar la etiqueta, fíjate en tan solo una palabra: acetona. Este compuesto químico utilizado para la fabricación de algunos plásticos suele incluirse en la fórmula de los quitaesmaltes por su poder, pero resulta especialmente dañino. Reseca las uñas, les da un aspecto poco luminoso, las ablanda y deja un olor muy fuerte difícil de eliminar. También agresivo con las cutículas, tenlo claro, es el primer enemigo de tus manos. ¿Sabías que existen alternativas naturales al quitaesmalte tradicional? El limón, el vinagre blanco o incluso el propio esmalte pueden ser sustitutos rápidos y eficaces. Aunque los contenidos a base de alcohol como los perfumes también funcionan, es preferible renunciar a ellos. Apenas hace falta decírtelo, son demasiado agresivos para tu piel.

Numerosas firmas de belleza han desarrollado productos naturales, o incluso veganos al 100%, que protegen, hidratan, nutren y aportan un toque de luminosidad. Su olor es mucho más agradable (mención especial al albaricoque) y se pueden, en su mayoría, utilizar tanto en uñas naturales como postizas. ¿Convencida? Te proponemos descubrir 20 quitaesmaltes de precios variopintos, comprendidos entre 3 y 25 euros, que te convencerán sí o sí. En formato de esponja, toallita o crema, te permitirán desmaquillar tus uñas en poco segundos sin resecarlas. A por ellos.

Continúa viendo nuestras galerías