Aceite de oliva: nuevos beneficios

A su lista de virtudes una investigación de la Universidad de Jaén suma la de prevenir infecciones bacterianas

Aceite de oliva

Es el rey de la mesa y es que se lo merece. El aceite de oliva nos cuida por dentro y por fuera: es positivo para el sistema óseo (estimula el crecimiento y la absorción de calcio), para el sistema endocrino (mejora las funciones metabólicas) o para el aparato circulatorio, porque ayuda a prevenir la acumulación de tejido graso en los vasos sanguíneos que puede desembocar en ataques cardíacos o problemas cerebrales.

 

Pero hay más, científicos de la Universidad de Jaén han descubierto que tanto el aceite de oliva virgen extra como el ecológico son más eficaces para prevenir las infecciones bacterianas que el aceite de pescado, una grasa presente en alimentos como el pescado azul y a la que se le atribuyen cualidades cardiosaludables.

 

Incluso cuando el organismo está bajo de defensas, enriquecer nuestros platos con aceite de oliva, nos protegerá contra bacterias como el E. Coli o la Salmonella. Es más, el estudio, que se ha realizado a ratones con dietas ricas en aceite de oliva, de girasol, de pescado y de maíz, muestra que la tasa de supervivencia más alta se da en los que habían consumido aceite de oliva.

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS