Adelgaza bebiendo… ¡agua! ¿Funciona?

No estamos hablando de que te des a la drunkorexia (el peligroso trastorno alimenticio mezcla de anorexia y alcoholismo). Vamos a darte un plan para que incorpores el agua a tu vida de manera regular. Repasa mentalmente: ¿cuántos vasos has bebido hoy?

beber agua

No estamos hablando de que te des a la drunkorexia (el peligroso trastorno alimenticio mezcla de anorexia y alcoholismo). Vamos a darte un plan para que incorpores el agua a tu vida de manera regular. Repasa mentalmente: ¿cuántos vasos has bebido hoy?

Hay una foto que se ha hecho viral: el espectacular cambio de Sarah en un mes tras conseguir incorporar a su día a día la ingesta de 3 litros de agua. La primera semana vio cómo mejoraba su flexibilidad en las clases de yoga, a pesar de ser un ejercicio que practicaba durante años. Durante la segunda y la tercera semana comprobó en la báscula una ligera pérdida de peso y vio en el espejo cómo se atenuaban las ojeras y las arrugas alrededor de los ojos. Su piel se iba volviendo más clara a la vez que desaparecían sus jaquecas. Al final del mes, no se le notaba la celulitis y los médicos comprobaron que su circunferencia de cintura y su peso corporal habían disminuido. Y algo que no se puede medir: “aumentó su sensación de bienestar”, asegura la protagonista.

Aquí tienes un plan para incorporar el agua en tu día a día y que compruebes sus beneficios:

1.- Nada más levantarse

Bebe dos vasos de agua con el estómago vacío. Según aseguran, ayuda a purificar el colon y facilita la absorción de nutrientes. A la larga, ayuda a perder peso: tu metabolismo puede acelerarse en un 24%. Por no hablar de que evita la retención de líquidos. También embellece la piel porque ayuda a eliminar toxinas.

2.- En la comida

Huye de refrescos y come con agua. Además recuerda que la ingesta de este precioso líquido no sólo se hace bebiendo: la comida puede aportarte entre un 20% y un 25% de la cantidad diaria recomendada. Los alimentos que más agua contienen son las hortalizas (hasta un 95%), seguidas de las frutas (91%), el yogur (86%), el pescado blanco (82%) y los huevos (75%).
La universidad Virginia Tech (EEUU) sometió a 48 adultos durante 12 semanas a la denominada “dieta del agua”, que solo consistía en beber dos vasos de agua antes de las comidas principales (3 veces al día) y comprobaron que perdían una media de 2,25 kilos frente a los que no lo hicieron.

3.- Antes y después del ejercicio

No basta con beber agua mientras realizas una actividad física. Es muy importante beber agua antes y después de hacerlo. Antes para que tus músculos respondan bien y no sufras calambres y después para recuperar lo perdido.

Eso sí, tampoco te pases con la cantidad de agua que bebes al día. Una cantidad excesiva de agua reduce de forma significativa los niveles de sodio en el organismo, alto que puede resultar muy peligroso.

Etiquetas: adelgazar, perder peso

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS