¿A qué hora es recomendable cenar?

Te decimos cuándo y qué debes cenar para el correcto funcionamiento de tu organismo.

cenar pronto

Las largas jornadas, las tareas pendientes cuando llegamos a casa, el cansancio… Son muchos los factores que hacen que descuidemos la cena, tanto la hora a la que la tomamos como los alimentos que elegimos. Hacer una cena saludable es fundamental para cuidar la figura y evitar coger peso, pero ¿hay una hora concreta a la que se debe cenar? 

No hay más que ver las diferencias en los horarios entre unas culturas y otras para saber que no, no existe una hora específica para cenar. Cuando viajamos al extranjero, uno de las cosas que más nos llaman la atención es precisamente esto. En España estamos acostumbrados a cenar relativamente tarde pero porque el ritmo de vida que se lleva dista mucho de asemejarse al de los demás. Evidentemente también dependerá de los horarios que lleve cada persona en su día a día.

También te puede interesar:

La importancia de respetar las comidas

Lo que sí se recomienda es tomar la cena entre una y dos horas antes de acostarse, ya que de esta manera al cuerpo le da tiempo a hacer bien el proceso de digestión y evitaremos pasar una noche con molestias, pesadez de estómago y duermevela. Debemos saber que, al estar tumbados, al estómago le cuesta más procesar los alimentos. Una hora muy recomendada en nuestro país suele ser las 21:00 horas. 

Tampoco hay que olvidar que se deben realizar las 5 comidas al día. Esto es importante porque si después de la comida no has ingerido ningún alimento hasta la cena, esa sensación de hambre aumentará tus ganas de comer cualquier cosa rápida que no te aportará ningún beneficio.  

Siempre se aconseja tomar una cena ligera que consista principalmente en verduras alimentos poco calóricos, esto se debe a que, después de cenar, si nos vamos a ir a dormir, no tenemos desgaste físico como ocurre  durante el resto del día, por lo que no quemamos casi calorías y las acumulamos.

Di sí a las cenas

Cenas ligeras
Kelsey Chance | Unsplash

La cena, al igual que el resto de las comidas, es una parte fundamental para el correcto desarrollo de nuestro organismo. Una buena alimentación acompañada de una rutina de ejercicios para evitar el sedentarismo forma la combinación perfecta para la consecución de nuestros objetivos de vida saludable.

Por eso, si tú también te encuentras en tu pleno propósito de adelgazar, es importantísimo que te quites de la cabeza la idea de no cenar, esto corresponde a uno de los falsos mitos sobre la pérdida de peso. Quitarse comidas nunca es la solución aunque en un primer momento pueda parecerlo. Lo único que conseguirá es el tan odiado efecto rebote.

Te animamos a que te establezcas unos horarios en las comidas y trates de cumplirnos en la medida de lo posible. Por minucioso que pueda parecer, llevar una vida organizada incluso en este tipo de ámbitos, mejorará nuestro rendimiento y nuestra percepción de los tiempos.

Ya no tienes excusa para olvidarte de las cenas. Es el momento para darle importancia a lo que antes no se la dabas. Los beneficios te sorprenderán gratamente. ¡A por ello!

CONTINÚA LEYENDO