Agua con limón o zumo de naranja, ¿qué es mejor?

Desde Isabel Preysler a Beyoncé, pasando por Paulina Rubio o Miranda Kerr, no hay famosa que no reconozca que bebe un vaso de agua con limón en ayunas. Se ha convertido en el consejo nutricional de moda, pero, ¿qué hay de cierto?

zumo limón

Desde Isabel Preysler a Beyoncé, pasando por Paulina Rubio o Miranda Kerr… No hay famosa que no reconozca que bebe un vaso de agua con limón en ayunas. Se ha convertido en el consejo nutricional de moda… pero qué hay de cierto.

Antes, para ser modelo, debías contestar en todas las entrevistas que tu secreto de belleza consistía en “beber dos litros de agua al día”. Sin embargo, parece obvio que con eso sólo no basta. Ahora, las famosas han completado su “receta quemagrasas” y aseguran que, cada mañana, toman en ayunas un vaso de agua caliente con limón.

Y de entrada no es nada malo, pero las propiedades que atribuyen a este método son falsas. Por eso, todos los nutricionistas defienden el tradicional zumo de naranja que acompaña a los desayunos “de toda la vida”.

Por beber un vaso de agua caliente con limón no activarás tu metabolismo. Para “acelerar” la forma en la que quemas calorías lo mejor es hacer deporte. Tampoco tiene una función depurativa del hígado: es cierto que todos los líquidos calientes tomados en ayunas poseen efectos diuréticos. No sólo este.

También aseguran que ayuda a conseguir un equilibrio de pH en el cuerpo, pero esto es irreal. Sí que existe una pequeña variación de pH en la sangre según lo que comamos, pero esta es mínima para evitar otros problemas metabólicos.

Aseguran que fortalece el sistema inmunológico y es antioxidante, pero también tomar otros alimentos ricos en vitamina C (como el zumo de naranja).

Etiquetas: adelgazar, perder peso

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS