Algas, ¿por qué debo incluirlas en mi dieta?

El uso de algas marinas es muy frecuente en ciertos platos de culturas orientales, ya que se les atribuyen diversas propiedades beneficiosas. Pero, ¿son todas ciertas?

Algas, ¿por qué debo incluirlas en mi dieta?

¿Es bueno incluir algas marinas en nuestra dieta? Al parecer sí, pues, según recientes investigaciones, en ellas existe una fibra llamada alginato, que ayuda a regular y a prevenir la absorción de grasas en el intestino, lo que provoca que ayude en la pérdida de peso. Además, por su alto contenido el yodo, controlan el tiroides.

Por tanto, incluir algas en nuestra alimentación es un buen método para conseguir adelgazar esos kilos que tanto deseamos. Las algas marinas no contienen grasas y aportan muy pocas calorías, además de tener un efecto saciante, ya que al entrar en contacto con los líquidos durante el proceso de digestión aumentan de tamaño, por lo que sirven para controlar el hambre. De ahí que se comiencen a utilizar en ciertas dietas y productos detox.

Pero si todavía no estás convencida, toma nota de otros beneficios que generan en nuestro organismo. Las algas son una fuente importante de aporte de vitaminas A, B, C y E (entre otras), por lo que su consumo ayuda a mejorar la piel, que obtiene más elasticidad, y el cabello, que gana fuerza y brillo. También son ricas en calcio, por lo que aportan un plus extra a nuestros huesos, Además, estimulan el funcionamiento del intestino grueso, básico para eliminar residuos y toxinas y favorecer así el proceso de adelgazamiento.

Si te decides a tomarlas, debes saber que existe una amplia variedad de opciones en el mercado. Pueden tomarse en cápsulas, en extracto, como infusiones o en su forma natural, es decir, como verduras, por lo que sirven de acompañamiento a tus platos favoritos. Además, son perfectas para los amantes del sushi y de la cocina japonesa. ¿A qué esperas para probar el alimento detox de moda?

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS