Estos son los trucos (de cocina) que te van a ayudar a mantener el vientre plano

Alimentos que evitan la hinchazón abdominal sin renunciar a aquello que más nos gusta.

trucos vientre plano
Imaxtree.

La hinchazón abdominal no siempre está relacionada con una simple cuestión de acumulación de grasa en la zona, sino que los 'culpables' pueden ser el síndrome premenstrual, la retención de líquidos, el estreñimiento, el sedentarismo o una mala digestión de los alimentos que hemos consumido.

Por tanto, conseguir y mantener un estómago plano requiere de un enfoque múltiple. Además de seguir una dieta saludable y tener un estilo de vida activo que incluya una rutina deportiva enfocada a quemar calorías y a fortalecer los músculos abdominales, también significa tener en cuenta una lista de alimentos beneficiosos que contribuirán a que esta estrategia sea lo más exitosa posible y también, por qué no, que no nos haga 'sufrir' demasiado obligándonos a renunciar a ciertas tentaciones culinarias.

A continuación hemos recopilado siete trucos que puedes poner en práctica en la cocina para mantener la hinchazón del estómago bajo control y evitar el estreñimiento y la aparición de los molestos gases.

alimentacion vientre plano
Unsplash

Verduras: elige pimientos, zanahorias y pepino en vez de brócoli o coliflor

En general, las verduras son los alimentos más recomendados para mantener un vientre plano, ya que contienen fibra y agua de forma natural, una combinación mágica que contribuye a evitar el estreñimiento. Sin embargo, existen verduras que pueden producir más gases que otras, entre ellas, el brócoli y la coliflor. ¿Las que menos? La zanahoria, el pimiento y los pepinos. Consúmelos de forma cruda para aprovecharte de todos sus beneficios.

 

Frutas: prescinde de la sandía y de la manzana

Al igual que las verduras, la fruta contiene fibra y agua que ayudan a hacer la digestión correctamente. Sin embargo, las frutas que obtienen su sabor dulce natural de la fructosa - como la sandía, por ejemplo, que parece que es todo agua, pero en realidad contiene un alto índice de fructosa - tienen más probabilidades de afectar negativamente al estómago que las que lo obtienen de la fructosa y la glucosa. Si quieres mantener un vientre plano y te apetece tomar fruta elige plátanos, frutos rojos (excepto las moras), uvas y piña. Lo más importante: escucha a tu cuerpo para saber qué frutas son las que mejor le sientan.

 

Carbohidratos: Pan integral frente a panes dietéticos

Los panes etiquetados como light pueden parecer una opción más que bienvenida cuando hablamos de mantener un vientre plano, pero lo cierto es que estos alimentos son bajos en calorías porque están compuestos de fibra que el cuerpo no digiere fácilmente. Como resultado, el intestino se ve obligado a lidiar con los gases y una tripa hinchada.

Por tanto, si estás cuidando la ingesta de carbohidratos y calorías es más recomendable optar por pan 100% integral con el menor número de ingredientes posible. Los panes integrales sin gluten elaborados con avena o maíz son, además, generalmente más suaves para el sistema digestivo que el trigo. Si vamos un paso más allá en esta misión por conseguir un vientre plano, también podemos sustituir el pan integral por cereales integrales como la quinoa o el arroz.

jengibre vientre plano
Unsplash

Para un extra de sabor utiliza jengibre en vez de ajo y cebolla

Algunas personas son, sin saberlo, intolerantes a los azúcares que contienen el ajo y la cebolla, algo que puede ocasionar un malestar de estómago desagradable. En este sentido, una alternativa a estos dos ingredientes que parecen imprescindibles en cualquier cocina española es el jengibre. Esta planta aromática - cuyo tallo subterráneo contiene altos beneficios para la salud - combate la inflamación del estómago y aporta un sabor muy interesante si se toma en tés, batidos, guisos de carne y pescado, o si se incluye en aderezos para ensaladas. Junto al jengibre, otras especias como la cúrcuma, el comino y la canela también tienen efectos anti inflamatorios.

 

Quesos: elige quesos de cuña en lugar de quesos frescos o de untar

El queso crema, el requesón y el queso ricotta suelen contener más lactosa que los demás y esto puede perturbar al estómago. Por tanto, se recomienda sustituir cualquier queso de untar por otras variantes más 'duras' como el cheddar, el parmesano o el suizo ya que su contenido en lactosa suele ser más bajo.

 

Frutos secos: almendras en vez de pistachos o anacardos

Las almendras y los cacahuetes contienen hidratos de carbono que son más fáciles de digerir que los de otros frutos secos como los pistachos o los anacardos. Para evitar la retención de líquidos, asegúrate de que las almendras, además, no contengan sal añadida.

 

Leche de almendras en vez de leche de soja

La leche de soja se ha convertido en la opción más popular para aquellas personas con intolerancia a la lactosa. Sin embargo, la soja no es un alimento que el cuerpo digiera fácilmente cuando se toma en grandes cantidades - un chorrito en el café es inofensivo, pero un tazón diario con cereales azucarados ya es otra historia - y es frecuente que se produzcan gases que hacen que se hinche el vientre. Para mantener una tripa plana es recomendable elegir leches derivadas de frutos secos - como la leche de almendras - que no contengan azúcar.

Cristina Sánchez de Pedro

Cristina Sánchez de Pedro

No se me ocurre mejor forma de invertir mi tiempo que observando, disfrutando y escribiendo sobre aquello que más me entretiene: la moda, el cine y las series. También tengo una inexplicable atracción por los aparatos con muchos botones, por lo que estaba bastante claro que iba a terminar pegada a una calculadora, a una máquina registradora o al teclado de un ordenador. De momento, todo bien.

Continúa leyendo