10 alimentos crudos que son muy buenos para la piel

Presentan múltiples beneficios para la salud y se pueden incluir en gran cantidad de platos, pero si quieres aprovechar al máximo todas sus propiedades, lo mejor es consumirlos respetando su estado más natural.

La dieta raw food o cruda consiste en consumir alimentos sin procesar o poco procesados, cocinados a una temperatura de 40 grados como máximo. Los ingredientes estrella de este plan pertenecen al ámbito vegetal, es decir, frutos secos, hortalizas, frutas, verduras, cereales y legumbres en su mayoría son los grandes protagonistas.

Con una dieta rica en este tipo de ingredientes que no han sido alterados en la cocina, además de perder peso se puede mejorar radicalmente el estado de la piel. ¿Por qué tiene más beneficios comer estos alimentos crudos que cocinados? "Hay muchos aspectos que pueden hacer disminuir la cantidad de las vitaminas o antioxidantes de los alimentos y uno de ellos es el cocinado o sometimiento de los alimentos a altas temperaturas. Por ello, para obtener la mayor cantidad de los nutrientes que ayudan a mantener la piel sana y radiante se recomienda tomarlos en crudo o al menos sometidos a baja temperatura", explica Laura Álvarez, experta en Dietética y nutrición del Instituto Omnes en Sevilla.

Los alimentos que presentamos a continuación coinciden en ser altamente beneficiosos para la salud de la piel. Sus propiedades contribuyen a conservar su hidratación, iluminan su aspecto y mantienen las arrugas a raya. Toma nota para incluirlos en tu próxima lista de la compra.

zanahorias buenas piel
Unsplash.

Zanahorias

Ricas en vitamina A y biotina, las zanahorias proporcionan los componentes básicos para el desarrollo de nuevas células de la piel. También contienen gran cantidad de antioxidantes que combaten la inflamación y complementan la acción del colágeno.

 

Espinacas

Esta verdura trae de serie una gran colección de antioxidantes y minerales como la vitamina A, C y K. Esta última presenta múltiples beneficios para la piel, entre los que destaca su acción iluminadora (atenúa ojeras y reduce signos de fatiga) y despigmentante. Las espinacas también ayudan a mantener la piel hidratada.

 

Remolacha

La remolacha es un potente limpiador que libera a la sangre de impurezas. "La remolacha tiene innumerables beneficios que ayudan tanto directa como indirectamente a mantener una piel sana. Por un lado es rica en antioxidantes, más concretamente en vitamina C y betaína (lo que le da su color característico), que a su vez ayuda a desintoxicar el hígado y con ello a depurar la sangre del organismo. Por otro lado su riqueza en fibras y agua ayuda a combatir el estreñimiento y, por tanto, permite al intestino absorber los nutrientes correctamente. Y por último, su aporte de ácido fólico o vitamina B9 junto con otros minerales son esenciales para mejorar tanto la piel, como las uñas o el cabello", comenta Laura Álvarez.

verduras buenas piel
Unsplash.

Kale o col rizada

Contiene carotenoides que son ricos en antioxidantes. Los zumos que incluyen verduras de hojas verdes ayudan a combatir la inflamación y desintoxican el hígado, algo que repercute favorablemente en el aspecto de la piel.

 

Nueces

Las nueces están repletas de vitaminas B y E, que ayudan a combatir los radicales libres que puede causar el estrés y que, a su vez, tiene como una de sus posibles consecuencias a las temidas arrugas. También contienen ácidos grasos omega-3 que ayudan a fortalecer la piel, manteniéndola hidratada.

 

Almendras

Las almendras, al igual que otros frutos secos, son ricas en cobre, un mineral necesario para fabricar colágeno, la proteína que mantiene a la piel libre de arrugas. También tiene un alto contenido en manganeso, un mineral que no solo protege a la piel del daño de los rayos UV, sino que también previene el enrojecimiento y el picor.

 

Manzanas

Contienen polifenoles, que son componentes que también están presentes en los frutos rojos, y que pueden actuar como protector solar natural. "También contiene vitaminas del tipo B, C y E, muy importantes para mantener nutrida la piel. Y por último, y de lo que se habla poco, es que la manzana es una rica fuente de pectina, una fibra natural que ayuda a mantener hidratado el intestino y, por tanto, permite que mejore la hidratación de la última capa que sería la piel", apunta Laura Álvarez.

pescado bueno piel
Unsplash.

Pescado azul

Si te encanta el sashimi o el ceviche, estás de suerte. El pescado azul como el salmón y el atún contienen gran cantidad de ácidos grasos omega-3 que proporcionarán a tu piel una hidratación extra de forma muy natural.

 

Cítricos

"La vitamina C junto con la vitamina E son de los antioxidantes más potentes y esenciales que contribuyen favorablemente a la producción de colágeno. Los alimentos ricos en estas vitaminas por excelencia son los cítricos, pero también lo son el pimiento y el perejil. Sin el aporte de estas vitaminas el colágeno no se asimila correctamente, por lo que una dieta saludable para la piel debe ser rica en estos nutrientes", explica Laura Álvarez.

 

Frutos rojos

Repletos de antioxidantes, estas bayas presentes en muchos postres (en forma de mermelada, casi siempre) protegen a la piel de los signos del envejecimiento. Inclúyelas en tu dieta en su forma más natural para aprovechar todos sus beneficios al máximo.

Continúa leyendo