Alimentos típicos de Navidad que sí puedes comer

No creas que toda la comida que lleva la etiqueta de navideño es perjudicial para tu organismo. Te damos las excepciones.

Alimentos navideños que debes comer

Cuando pensamos en productos típicos navideños nos vienen enseguida a la mente imágenes de turrones, polvorones, mantecados y bombones, todos ellos prohibitivos si queremos mantener y cuidar la línea durante las fiestas. Pero hay todo un abanico de alimentos típicos de esta época de Navidad de los que puedes disfrutar sin problema.

Frutos secos. En cantidades moderadas, consumir nueces –son las que menos engordan-, almendras, castañas o incluso avellanas es bueno, ya que ayudan a tu organismo con su efecto antioxidante y su aporte extra de proteínas. También tienen un alto contenido en calcio, potasio, hierro y zinc, y suponen un plus de energía, por lo que son una buena opción para picar entre horas y acabar con el tan temido 'gusanillo'.

Jamón serrano. No hay mesa navideña que se precie que no tenga un plato de jamón y embutidos entre sus propuestas. Nos quedamos con el primero, ya que posee una menor cantidad de grasa que los otros. El jamón serrano aporta vitaminas B1, B2, B3, B6 y D, aparte de contener minerales como hierro, calcio y fósforo, aparte de grasas insaturadas, las que son buenas para nuestro organismo. Además, está buenísimo, ¿quién se resiste?

Marisco. Otro alimento indispensable de estas fechas es el marisco. Posee unos beneficios para el organismo similares a los que nos ofrece el pescado blanco y con un índice calórico bajo. La única salvedad que presenta es que su contenido en sal y ácido úrico es mayor, con lo que debe ser consumido en menor medida. Entre los pros para fomentar su consumo se encuentra que posee un alto contenido en proteínas, vitamina A y minerales –hierro, zinc y selenio-, y es útil en la prevención de enfermedades cardiovasculares. ¡Disfruta este año de las gambas sin preocupaciones!

Pavo. Un asado de esta carne blanca es el plato típico por excelencia de las cenas de Nochebuena. El pavo contiene selenio y magnesio, que actúan como antioxidantes y ayudan a prevenir fallos cardiovasculares. Además, una ración de pavo asado de 100 gramos, sin relleno ni salsas, solo tiene un aporte energético de 60 kcal. ¿A qué esperas para convertirlo en el protagonista de tus cenas navideñas?

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS