Alimentos para picar en la playa

Despídete de las patatas fritas y apuesta por estos snacks mucho más sanos. ¡Tu cuerpo te lo agradecerá!

Alimentos para picar en la playa

Las largas jornadas a la orilla del mar durante nuestras vacaciones –o por lo menos, en las de algunos- nos provocan a todos una cosa común: hambre. El picoteo patrio por excelencia son las patatas fritas acompañadas de una cerveza bien fría en el chiringuito, pero no es una opción nada healthy. Por un día no pasa nada, recuérdalo, pero si lo que vas a pasar es un mes entero en la playa, hay alternativas.

Te proponemos unos alimentos que te aportan energía, pero no calorías vacías, que te refrescan e hidratan al mismo tiempo que nutren tu organismo, y, por supuesto, que están deliciosos. 

Crudités de verduras. Una de las mejores opciones, no solo porque es muy fácil y rápido de preparar, también de transportar a la playa. Zanahoria, apio, pepino, calabacín, lechuga... Combínalas con una salsa de yogur o queso ligera. ¡Delicioso!

Chips de verduras. Ideal para aquellas que no quieren renunciar a las patatas fritas. Corta las verduras en rodajas –calabacín, berenjena, zanahoria, patatas...- y mételas al horno hasta que queden crujientes. Se convertirán en tu picoteo favorito.

Frutos secos. A estas alturas, todos conocemos sus beneficios: son ricos en calcio y otros minerales, poseen un efecto saciante y, además, aportan el plus de energía necesario para aguantar en la playa. La clave es no comer mucha cantidad –un puñado será suficiente- y optar por las variedades crudas y sin sal. ¿Las opciones? Nueces, avellanas, almendras, pipas de calabaza... ¡Encuentra tu preferido!

Sándwich de pepino. En pan integral, unta un poco de mantequilla baja en grasa, añade unas finas rodajas de pepino y aderézalo con unas gotitas de limón. Perfecto para picar bajo la sombrilla a media mañana.

Pepinillos en vinagre o banderillas. Ricos en sodio y bajos en calorías -100 gramos contienen 18 kilocalorías-, serán ideales para matar el gusanillo. Un consejo si son en conserva: lávalos antes de comerlos para reducir la cantidad de sal que contienen.

Fruta. Piña, sandía, melón, melocotón, plátano, frutos rojos... La lista de frutas que puedes llevarte a la playa es enorme. Ya sean solas o combinadas, es siempre una buena manera de hidratarte para combatir el calor, acabar con el gusanillo y recibir un plus de vitaminas y minerales.

Yogur desnatado. Con o sin frutas, pero siempre sin edulcorantes. El yogur light matará el gusanillo al momento. Si le añades un puñado de avena –un carbohidrato complejo que libera energía de manera lenta-, te saciará durante más tiempo.

Recuerda que hidratarte durante todo el día es fundamental en verano, así que el agua o bebidas sin gas –infusiones frías o zumos naturales- también deben acompañarte. Eso sí, elijas el producto que elijas, no olvides que el calor puede estropearlo, por lo que transpórtalo en un recipiente aislante térmico y evita dejarlo al sol. ¡Y disfruta de tu día en la playa! 

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS