Así se hace la ensalada perfecta

Si crees que cualquier tipo de ensalada es sana, estás equivocada. Toma nota de nuestros consejos para conseguir la ensalada perfecta.

Así se hace la ensalada perfecta

A veces, cuando decidimos comer sano o ponernos a dieta, pensamos que con una ensalada es suficiente. El problema es que muchas veces no nos fijamos en los ingredientes que le estamos añadiendo y tendemos a pensar que son igual de sanas que otras las ensaladas que contienen fritos y salsas, pero no es así.

No se trata de echar al cuenco todas las verduras del mundo, sino de saber cómo combinar unos productos con otros para ver cómo se complementan en el sabor y en los beneficios para nuestro organismo. Los ingredientes que los expertos recomiendan como básicos son el tomate y la cebolla, ya que ayudan a tu sistema cardiovascular y a prevenir ciertos tipos de cáncer. También es importante la lechuga, por su función hidratante, y la zanahoria, que nos ayuda a mejorar el aspecto de la piel y el cabello por la vitamina A.

A estos ingredientes puedes añadirles otros, como frutos secos (para darle un toque crujiente y un mayor aporte energético), legumbres, carne, pescado o incluso frutas. Recuerda que, en el caso de la carne, siempre será mejor si es cocida y no frita, por lo que si cambias las tiras de pollo frito por pechuga braseada tomarás menos grasas. Lo mismo sucede en el caso de los lácteos, por lo que si añades queso, mejor que sea fresco y bajo en grasas que curado. ¿Un secreto? Añade cualquiera de los que ofrece Angulo, por ejemplo su Queso Fresco de Burgos Tradicional o el Rulo de Cabra, ¡todos te encantarán!. 

En cuanto a los aliños, aquí llega una de las partes más controvertidas. Las salsas que venden preparadas poseen una gran cantidad de grasas saturadas, por lo que es mejor optar por otros condimentos. El aceite de oliva, siempre en su justa medida, junto con el limón (que ayuda a absorber mejor las vitaminas), y ciertas hierbas aromáticas son la mejor opción. Recuerda además que el perejil, el cilantro, el romero o el orégano tienen una gran cantidad de antioxidantes.

Para terminar, ten en cuenta que la presentación del plato influye a la hora de disfrutar la comida (comemos por los ojos muchas veces), así que hazlo apetecible. ¿Buscar armonía cromática entre los ingredientes? Puede ser una opción. Ten cuidado además con el orden de los productos, y reserva una cantidad para el final de los más pesados, los que siempre se van al fondo, para decorar la superficie.

Sigue estos consejos para conseguir la ensalada perfecta. Ahora solo nos queda añadir, ¡disfrútala!

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS