Cena para dos baja en calorías

¿Quieres sorprender a tu pareja con una cena romántica? Te contamos todo lo que necesitas saber para preparar un menú rico y sano.

Cena romántica ligera
istock

Tanto si se acerca vuestro aniversario, como su cumpleaños, o simplemente quieres tener un detalle con tu pareja, preparar una cena en casa suele ser una buena forma de sorprender y salir de la rutina. Y por supuesto, sin que esto implique tener que renunciar a comer sano. Por eso, hoy te proponemos un menú rico y lo más importante, bajo en calorías, para que podáis disfrutar de vuestro día sin tener que mataros al día siguiente en el gimnasio.

Amamos los entrantes, pero hay que tener especial cuidado con ellos, ya que por lo general, los embutidos y los fritos suelen ser una de las opciones más recurrentes. Opta mejor por unas deliciosas brochetas de tomate cherry, queso fresco, albahaca y un chorrito de aceite. O si prefieres un plato más elaborado, sustituye el queso por gambas a la plancha y añade un poquito de sal, aceite, ajo y perejil picado.

Para el plato principal, carne o pescado (según los gustos de tu pareja), eso sí sea cual sea la opción que elijas lo mejor será olvidarse de las sartenes y utilizar preferiblemente el horno. Y por supuesto nada de salsas. Ya que por lo general suelen ser bombas calóricas, que por si fuera poco, te animan a pasarte con el pan.

En cuanto a las guarniciones, aunque sabemos de sobra que renunciar a unas buenas patatas fritas suele ser una difícil decisión, puedes sustituirlas (aunque solo sea por esta vez) por otros alimentos más saludables e igual de ricos. Por ejemplo, si te decantas por la carne, prueba a acompañarla con un puré de pera, que además de estar buenísimo es mucho más ligero que el de patata. Los espárragos verdes también son una buena alternativa tanto para pescados como para carnes. Prepáralos con zumo de limón, aceite, sal y pimienta, para conseguir un sabor diferente. Las verduras al horno, como la berenjena o el calabacín son siempre otro gran acierto para este tipo de cenas. Córtalas en rodajas y colócalas en un recipiente. Añade un poquito de orégano, pimienta negra, parmesano rayado. Sin duda, una receta deliciosa, fácil y rápida de hacer.

Y por último el postre. Si sois unos apasionados del chocolate, un brownie preparado a base de chocolate negro, avellana molida y sin harinas se puede convertir en el bocadito perfecto para terminar la comida con un toque dulce y sin pecar demasiado. Las frutas en todas sus vertientes son otra buena alternativa para terminar la cena con buen pie y sin complicaciones. Si quieres algo sencillito opta por una macedonia de frutas o un mouse de yogurt y frutos del bosque. Aunque si quieres poner un poco más de glamour a tu velada, los sorbetes son unas de las alternativas que más suelen triunfar.

Y por supuesto, nada de pasarse con el alcohol. Celebra con una copita de vino, pero tampoco hace falta beberse la botella entera. Recuerda que las bebidas alcohólicas contienen un montón de calorías vacías, que luego son muy difíciles de quitar. Ahora sí, la noche no ha hecho más que empezar. 

 

CONTINÚA LEYENDO