Cocina fitness: 3 desayunos diferentes y deliciosos con avena

¿Quieres comer fitness? Sí, como lees. Sano, delicioso y muy divertido. Para ello te proponemos tres maneras diferentes y muy apetecibles de comer avena ¡sin que de pereza!

recetas con avena
Photo by Food Photographer | Jennifer Pallian on Unsplash

¿Quieres comer fitness? Sí, como lees. Sano, delicioso y muy divertido. Empezamos con un desayuno muy especial: crumble de manzana y avena.

María García-Peñuela, entrenadora personal y creadora de 1000 Fit Meals, nos explica su filosofía: “comer fitness consiste en llevar una alimentación saludable que asegure la energía necesaria para realizar deporte; se trata de un tipo de alimentación ligada a la actividad física en la que el objetivo no es adelgazar por adelgazar, sino conseguir un cuerpo más magro, más sano y atlético”.

 

El crumble de manzana y avena

crumble de manzana con avena
Photo by Dilyara Garifullina on Unsplash

INGREDIENTES: (para 2 personas)
-1 manzana golden
-Una fresa o un puñadín de frutos rojos (opcional)
-60gr de salvado de avena
-2 cucharadas de coco rallado
-1/4 de vaso de agua
-1 clara de huevo
-2 cucharadas de edulcorante granulado o en polvo
-Canela molida
PREPARACIÓN:
Cortamos la fruta como para una macedonia. En un bol echamos el salvado de avena, 1 cucharada de edulcorante y el coco , y lo mezclamos todo bien. Ahora, le añadimos clara de huevo, muy poquito a poco (yo la uso de botella). Hasta conseguir que se hagan como unas “migas” de avena. Reservamos. Ponemos en un cazo el agua a calentar, dos o tres cucharadas de edulcorante y a fuego lento dejamos que se reduzca y espese un poco. Cuando ya esté más denso añadimos la fruta y le damos vueltecillas durante un par de minutos. En un molde de horno pequeñito (el mío tenía el tamaño de un plato de postre más o menos), hacemos una cama con la macedonia, y sobre esta, una segunda capa con las “migas” de avena, aplastando y dejándolo bien compacto. Lo metemos al horno (yo lo puse con ventilador) 45’ y luego, para dorarlo, un par de minutillos o tres a grill, pero vigilando que no se queme. Este crumble, más un yogurt o quesito de burgos para añadir algo de proteína al desayuno ¡es perfecto!

Tostadas francesas

french toast con avena
Photo by Joseph Gonzalez on Unsplash

Las tostadas francesas, que se parecen muchísimo a las torrijas españolas, sin muy fáciles de hacer y podrás aprovechar el pan del día anterior. 

Ingredientes:

  • 1 huevo
  • 125 ml de leche
  • 1 cucharada de azúcar de coco
  • Unas gotas de esencia de vainilla
  • 4 rebanadas gruesas de pan de molde
  • Aceite de oliva
  • Fresas
  • Crujientes de Avena Chocolate Kölln
  • Crujientes de Avena Kölln

Preparación:

Batir un huevo en un plato hondo. Añadir la leche y una cucharada de azúcar de coco, así como unas gotas de esencia de vainilla y mezclar bien. Empapar rebanadas de pan, una a una en la mezcla anterior. Pasar una a una por la sartén con un chorrito de aceite de oliva y dejarlas dorar por ambos lados. Servir las tostadas con fresas frescas, Crujientes de Avena Chocolate Kölln y Crujientes de Avena Kölln. 

Mini pastelitos de arándanos

pasteles de arándanos y avena
Photo by Alexander Mils on Unsplash

Una idea de desayuno que además se puede transportar a cualquier sitio.

Ingredientes:

  • 75 gr de arándanos azules frescos
  • Zumo de medio limón
  • 3 cucharadas de azúcar de caña
  • 1 lámina de masa brisa
  • 1 huevo
  • 2 cucharadas de Muesli Arándanos Kölln

Preparación:

En un sartén, poner arándanos frescos lavados junto con zumo de limón y azúcar. Dejar que se cocinen a fuego medio y remover de vez en cuando hasta que los arándanos estén muy tiernos y hayan soltado su jugo. Retirar del fuego y reservar.

Por otro lado, extender la lámina de masa brisa en una encimera y cortar, con un molde circular, 8 círculos del mismo tamaño.

Echar una cucharadita de arándanos dentro de 4 de los círculos de masa brisa y tapar con los círculos restantes parar sellar bien los bordes con la ayuda de un tenedor.

Untar los pastelitos con huevo batido y espolvorear dos cucharaditas de Muesli Arándanos Kölln. Meter al horno a 200 grados hasta que estén bien dorados.

Servir templados o fríos.

Continúa leyendo