Comer sano: el riesgo del buffet libre

Cuando nos dicen que podemos tomar todo lo que queramos por el mismo precio, empezamos a comer con los ojos.

buffet libre

Cuando nos dicen que podemos tomar todo lo que queramos por el mismo precio, empezamos a comer con los ojos. Demasiada cantidad, alimentos muy calóricos y combinaciones de todos los tipos, son los principales errores que cometemos al comer en un buffet libre.

 

¿Es posible comer en el buffet del hotel o del lugar en el que hemos ido a pasar las vacaciones sin engordar? La respuesta es sí, pero hay que tener en cuenta una serie de cosas.

 

Es cierto que comer sano y buffet libre quizá no son los mejores aliados, sin embargo, se pueden combinar. Tener una gran variedad y poder tomar la cantidad que queramos no implica tener que comer sin mesura ni mezclar de todo.

 

Si has estado haciendo dieta o tu objetivo es cuidar la línea, piénsatelo antes de atiborrarte en el buffet. Un consejo que te puede ayudar es coger siempre el plato pequeño, así evitarás llenarlo hasta arriba, sobre todo, en esos buffets en los que tienes que dejar el plato limpio si no quieres pagar un suplemento por dejarte comida.

 

Además, una buena opción es dar un paseo por el buffet antes de llenarnos el plato. De este modo, vemos todas las opciones disponibles y podemos elegir unas y descartar otras. Si no lo hacemos, nos iremos llevando sorpresas e iremos cogiendo de todo, aunque ya no tengamos hambre.

 

¿Quieres ver algunos consejos más para comer en un buffet sin engordar? No te pierdas nuestra galería Consejos para comer sano en un buffet.

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS