Comer sano es posible

No es tan difícil y para ello lo primero que tienes que hacer es mentalizarte de todo lo bueno que tiene alimentarse de forma saludable. Cuerpo no hay más que uno así que más vale cuidarlo.

Come sano

Alimentarse de manera saludable es posible. Sabemos que hoy vivimos con prisas, que el estrés nos devora, que nos saltamos comidas casi sin darnos cuenta y que hasta nos alimentamos delante del ordenador.

Tiramos de refrescos con cafeína para estar más despiertas y hasta salimos de casa sin desayunar. Ha llegado el momento de ponerle fin a estos hábitos perjudiciales. ¡Prepárate!

No te rindas antes de empezar, esta vez vas a conseguir pasarte al lado saludable con una serie de rutinas que apenas te costarán trabajo llevarlas a cabo. ¿Qué te pirran los helados? Adelante, pero con moderación y alternando con helados hechos por tí misma con yogures desnatados congelados. ¿Qué te encanta salir a cenar por ahí? Dale al sushi, a la sopa de miso, al wok y al resto de especialidades que la cocina asiática pone a tu alcance. Y si te quedas sin ideas delante del fogón, ¡pregunta a tu madre!

Unos consejitos antes de sentarte a comer

- Cuenta hasta 10 y piensa si vas a comer por impulso o por necesidad. Si estás nerviosa por algo, trata de serenarte, comer con nervios trae consigo, en muchas ocasiones, que te atiborres. Y encima ni te enteras porque estás comiendo como una bala.

- Come sentada, sin prisas y, a poder ser, sin ningún tipo de distracción.

- Deja de comer cuando notes que estás satisfecha.

Y para que logres cumplir este reto, sigue nuestros 14 trucos para comer sano también en verano. ¡Lo vas a conseguir!

Etiquetas: adelgazar

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS