Edulcorantes, mitos y verdades

¿Cansada de oír que el sustituto del azúcar que usas a la hora del café es cancerígeno? Desmontamos las leyendas que existen alrededor de los edulcorantes y te contamos la verdad.

Edulcorantes, mitos y verdades

Mucho somos los que, en un intento por reducir el exceso de azúcar en nuestra dieta, nos hemos cambiado al edulcorante a la hora de endulzar nuestros cafés o bebidas calientes. La preocupación llega cuando comenzamos a escuchar ciertos comentarios y noticias sobre ellos alertando de los peligros de su consumo, ¿son estas afirmaciones ciertas? Los desmontamos hablando de los más conocidos.

Sacarina. El edulcorante más famosos y más usado a la hora de adelgazar, ya que, como señalan los expertos, se elimina de nuestro cuerpo de forma natural y no se acumula en él. Su Ingesta Diaria Admisible (IDA) es de 175 miligramos al día para un adulto, unos 2,5 miligramos por kilo de peso. La creencia más extendida sobre ella es que tiene un efecto cancerígeno, pero no es cierto. Aunque en 2010 en Estados Unidos se catalogó como sustancia peligrosa, dos años después fue sacada de la clasificación al demostrarse que no era así.

Aspartamo. Es un edulcorante de sabor dulce que ayuda en el control de la ingesta de calorías, además de ayudar a personas diabéticas al servir como sustituto de otros más calóricos. Está presente en multitud de productos, como yogures, chicles, postres, bebidas edulcoradas, o incluso pasta de dientes. Su IDA en un adulto medio es de 3,4 gramos al día, el equivalente a la cantidad que poseen 20 refrescos con gas. Una de sus principales leyendas es que provoca cáncer y que induce a un aumento del apetito, pero multitud de estudios lo han desmentido.

Stevia. Este tipo de edulcorante es cien por cien natural, ya que procede de la azucarera, en concreto, de la hoja de la planta de la que se saca el azúcar. Aunque se conoció su uso realmente tarde, las culturas indígenas llevaban siglos usándola en su cocina. Por su insignificante efecto en la glucosa en sangre, es el más recomendado cuando se sigue una dieta o para personas con diabetes. Se dice que podría tener un efecto beneficioso en personas con diabetes tipo 2, pero es algo todavía en estudio. Lo que sí se conoce es que es buena para regular la hipertensión y que puede ayudar a perder peso. Su IDA es de 4 miligramos por kilo de peso al día.

Estos tres son los más conocidos, aunque en la actualidad dentro de los países pertenecientes a la Unión Europea se pueden encontrar otras opciones que están permitidas -acesulfamo-K, ciclamato, sucralosa, taumatina, neohesperidina, neotamo y sal de aspartamo-acesulfamo-. Todos ellos han pasado estrictos controles, pues los edulcorantes son de los elementos más investigados, y se ha demostrado que no suponen un peligro para la salud (de lo contrario no se autorizaría su uso).

¿Preparada para cambiarte a los edulcorantes y añadir la sacarina en el café con tranquilidad?

Etiquetas: azúcar

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS