¿Qué pan engorda menos? Hay unos que lo puedes merendar y otro que hasta lo podrás tomar en la cena

“Si quieres adelgazar, quítate el pan de las comidas”, es uno de los consejos más escuchados y, también, de los que menos base científica tienen. Dos expertas hablan sobre cada tipo de pan y sus calorías.

qué pan engorda menos
Hector Farahani Para Unsplash

“Si quieres adelgazar, quítate el pan de las comidas”, es uno de los consejos más escuchados y, también, de los que menos base científica tienen. Sabemos cuál es el pan que engorda menos, el que puedes tomar en la merienda y hasta el que puedes cenar, ¡sin que engorde! Te descubrimos los beneficios de cada tipo de pan para que no engordes y no renuncies a él. 

Esta recomendación, que va de la mano de gran parte de las dietas, no está avalada por ningún estudio científico que demuestre que el pan engorda.

Para poder afirmar de forma tajante que el pan influye en el aumento de peso, es necesario analizar la carga glucémica de diferentes tipos de pan y la relación que pueden tener en el peso y el porcentaje de grasa corporal de una persona, pero las aproximaciones que se han hecho hasta ahora no han arrojado datos concluyentes al respecto.

De hecho, un estudio realizado por el Departamento de Ciencias Clínicas de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria consumir pan de grano entero puede, incluso, ayudar a controlar el peso. Sin embargo, sí apuntan una posible relación entre el consumo de pan refinado y el exceso de grasa abdominal.

El pan, ese alimento estigmatizado, es, sin embargo, un elemento básico para una dieta equilibrada, ya que contiene minerales como el calcio, el hierro, el yodo y abundantes vitaminas.

¿Quieres saber algunas curiosidades sobre el pan

 

qué pan engorda menos en la cena
Dan Gold para Unsplash

La doctora Paula Rosso, del Centro Médico Lajo Plaza,Laura Parada, nutricionista de Slow Life House, nos cuentan cómo incluirlo en nuestra dieta si no queremos engordar.

El pan mejor a primera hora del día

Como explica Paula Rosso, “la mañana es el mejor momento para incorporar hidratos como el pan que nos aportan energía durante un tiempo prolongado. Sin embargo, prescindir de él en la comida y en la cena nos puede permitir ahorrar hasta 300 calorías”.

El pan solo no engorda

El problema, como explica Laura Parada, “es que siempre se agrega a las comidas , y añade una buena cantidad de calorías a nuestros menús. Si se opta por consumir pan en una comida hay que evitar a toda costa que sea con más hidratos como pasta o arroz”.

¿Y si quiero tomar pan por la noche? Mejor integral

Si eres de las que no comer pan le genera ansiedad, antes de vernos en una situación así y acabar en un chorreo constante de viajes a la nevera, es preferible tomar un pequeño trozo de pan después de la cena, porque es muy saciante. Pero no solo tienes que medir la cantidad sino, también, como recomienda Rosso, “siempre que sea integral”.

Merienda pan con semillas de sésamo, ¿por qué?

Paula Rosso explica no solo por qué hay que elegir este tipo de pan si no por qué no debemos saltarnos este snack del día: “siempre hay que merendar para activar el metabolismo y que los niveles de insulina en sangre se mantengan bajos, y una buena opción es una rebanada de pan integral con aceite de oliva y semillas de sésamo. ¿Sabías que sus nutrientes reducen la grasa abdominal?”.

¿Te has parado a ver qué pone en las etiquetas?

Según la doctora debemos tratar de posicionarnos siempre en la sección de panes integrales, pero de nada sirve si no estamos atentas a su composición. Hay muchos en el mercado que presumen de ser altos en fibra o llevar multicereales y que han sido elaborados con harinas refinadas –no integrales-. La mejor opción nos la da Parada: “debemos comprar panes que contengan un porcentaje igual o mayor al 75% de harina integral. Los multicerales además, contienen mucha más cantidad de grasa”.

Si has de elegir el más saludable: pan de espelta

“La espelta es un cereal con excelentes propiedades nutricionales por su alto contenido en fibra, aminoácidos y vitaminas y además, procede mayormente de cultivos ecológicos y no contiene harinas refinadas”, explica la doctora Rosso.  Quizá no es el más esponjoso y etéreo, pero en lo que se refiere a tu salud, debemos empezar a ser más conscientes de todos los beneficios que puede traer consigo cambiar pequeños hábitos como el pan cotidiano. 

También te puede interesar:

Continúa leyendo