Entrantes ligeros, ¡apúntate a la brocheta!

El reto está en no engordar esta Navidad sin que esto suponga hacer grandes sacrificios. Empezamos por los entrantes.

Entrantes ligeros: brochetas

El reto está en no engordar esta Navidad sin que esto suponga hacer grandes sacrificios. Empezamos por los entrantes.

Ha llegado el momento de planificar las comidas navideñas y las brochetas van a ser tus aliadas. Son un aperitivo ligero y, al sustituirlas por los tradicionales canapés, eliminamos el pan de nuestra tapa. ¿De qué las puedo preparar?

Hay mil combinaciones para preparar unas brochetas ligeras y ricas con las que sorprender a tus comensales. Imaginación al poder.

Podemos presentar casi cualquier alimento en forma de brocheta: carnes, pescados, verduras, frutas, quesos… Solo hay que intercalar los ingredientes con un poco de gracia y quedarán perfectas.

Brochetas ligeras… ¡Sí puedes!

Lo primero que debemos tener en cuenta para preparar unos entrantes ligeros es utilizar unas brochetas de pequeño tamaño. Así no comeremos más de la cuenta al principio de la comida y no dejaremos de disfrutar de unos aperitivos deliciosos.

Las de frutas sírvelas crudas para disfrutar de todo su sabor y el resto cocínalas a la plancha o al vapor… ¡Nada de grasa en nuestros entrantes!

La pechuga de pollo, combinada con verduras y con algunas especias, es una carne exquisita para hacer brochetas. Al igual que ocurre con los pescados blancos, como el rape, combinados con marisco. Todos ellos son alimentos bajos en grasas y muy sabrosos.  ¿Te apuntas a la brocheta?

En nuestra galería encontrarás algunas propuestas de brochetas para triunfar en tu comida o cena de Navidad.

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS