Gluten, el nuevo estigma de la alimentación

Reconozcámoslo. Hace cinco años no sabíamos ni lo que era el gluten. Menos aún lo que lo contenía.

Gluten, el nuevo estigma de la alimentación

Y de un tiempo a esta parte, decir que sigues incluyendo gluten en tu dieta es equiparable a declararte fan de la comida basura, los torreznos o la bollería industrial.

No hay carta de restaurante de moda o supermercado que se precie que no marque con claridad su zona gluten-free. Y no son pocas las celebrities que confiesan haber abrazado la dieta sin gluten como su nueva religión. Gwyneth Paltrow, Oprah Winfrey, Zooey Deschanel, Natalie Portman, Miley Cyrus, Chelsea Clinton, Novak Djokovic, Billy Bob Thorton…

El auge del mercado “sin gluten” en España crece exponencialmente. Lo que empezó siendo un problema menor que afectaba a los celíacos (entre el 1% y el 3% de la población) se ha convertido en una industria en auge con crecimientos a doble dígito y profusión de tiendas, pastelerías y webs especializadas. Y se estima que para el 2019 el mercado mundial de los productos sin gluten ascenderá a casi 7.000 millones de dólares [fuente: Research and Markets].

Para los celíacos, los beneficios de dejar de consumirlo son asombrosos puesto que los molestos síntomas remiten rápidamente: dolores de cabeza, dolores articulares, fatiga crónica, incluso se conocen casos de psoriasis.

Pero, ¿y para los demás? En realidad ¿qué hay de bueno (o de malo) en dejar de tomarlo? ¿Estamos ante una nueva tendencia de salud? ¿Se trata de puro marketing? ¿O es un caso agudo de esnobismo?

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS