La receta del desayuno ideal

El desayuno perfecto existe y debe aportar el 25 % de los nutrientes necesarios de cada día. Saltarte esta comida puede ser más perjudicial de lo que piensas.

desayuno ideal

El desayuno perfecto existe y debe aportar el 25 % de los nutrientes necesarios de cada día. Saltarte esta comida puede ser más perjudicial de lo que piensas.

¿Estás dentro del 13% de la población que, según el INE, se salta el desayuno? Si no desayunas, no tendrás energía, pero –además- puede provocarte estrés, falta de concentración y mal humor. Piensa que por la noche ya hemos sometido a nuestro cuerpo a ayuno: mientras dormimos, nuestro metabolismo está en reposo y obtiene energía de los ácidos grasos. Sin embargo, al levantarnos, si seguimos sin ingerir alimentos, consumiremos la glucosa almacenada.

Según el Ministerio de Sanidad, el porcentaje de obesos es mayor entre las personas que omiten el desayuno. Con un café solo, en una hora ya habremos gastado todo el combustible y estaremos igual. Un buen desayuno debe comprender hidratos de carbono, combinados de manera correcta con proteínas, grasas y fibra.

¿Sabes cuánta fibra tomar? Se recomienda una ingesta de 30 gramos al día para los adultos: la mayor parte (aproximadamente 20 gramos), debe provenir de cereales, frutas y legumbres. ¿Y los niños? Hay una ecuanción muy sencilla para calcular cuánta fibra deben tomar los menores de 18 años: suma 5 a su edad y te dará el número de gramos.

Los nutricionistas también recomiendan variar frecuentemente de desayuno. ¿Cómo planearlo? Es muy sencillo: siempre tiene que haber un lácteo (leche, yogur, queso, soja…), hidratos de carbono (pan, galletas, cereales…) y una pieza de fruta (o zumo natural). Sumará entorno a las 400 calorías. También se sabe cuánto es el tiempo recomendado para desayunar: no menos de 10 minutos pero no pasarse de los 20. Un buen consejo es dejar preparado todo por la noche para que ganemos unos minutos extra para comer tranquilamente a la mañana siguiente.

Etiquetas: frutas, hidratos de carbono, proteinas

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS