La sal es tan adictiva como la cocaína

Así de contundentes son los datos revelados por un estudio realizado en las universidades de Duke y Melbourne. La sal ya se puede considerar una droga.

La sal es tan adictiva como la cocaína

Así de contundentes son los datos revelados por un estudio realizado en las universidades de Duke y Melbourne. La sal ya se puede considerar una droga.

 

Desde la Sociedad Española de Cardiología (SEC) alertan de que la sal, además de los efectos perjudiciales para la salud que tiene, es tan adictiva como la cocaína. Y el problema no queda ahí, además, prácticamente doblamos la cantidad recomendada por la OMS (Organización Mundial de la Salud).

 

Nos recomiendan tomar entre 5 y 6 gramos diarios de sal y consumimos una media de 11. De hecho el 80% está oculta en alimentos que pensamos que no llevan sal. ¿Estamos ante un problema de salud?

Un ingrediente adictivo

El estudio realizado en ratones por investigadores de las universidades de Duke y Melbourne lo deja bien claro: la sal es tan adictiva como la cocaína o la heroína.

 

A través de imágenes cerebrales se observó que se activaba la misma zona del cerebro consumiendo sal que tomando estas drogas.

 

En ambos casos se producían cambios importantes en ciertas células nerviosas del hipotálamo y activaba proteínas asociadas con la adicción, como la dopamina y la orexina.

¿Qué problemas ocasiona un exceso de sal?

Llevar una dieta con exceso de sal está directamente relacionada con el cáncer de estómago, la insuficiencia renal y la hipertensión, esta última causante del 62% de los accidentes cerebrovasculares y el 42% de las enfermedades del corazón.

 

Los expertos aseguran que la cuestión no está en demonizar este ingrediente, ya que la sal es un alimento que hay que consumir a diario. Lo que hay que hacer es ser conscientes de la sal que tomamos cada día e intentar no superar las cantidades recomendadas.

 

Para ello, mirar las etiquetas a la hora de hacer la compra, es clave. Los alimentos procesados son los principales portadores de sal por lo que los expertos recomiendan reducir su consumo y optar por productos frescos. Otro de los secretos está en cocinar en casa y controlar la sal que se utiliza.

 

Desde la SEC también se pide que las autoridades se involucren en este problema. Las medidas a tomar son dos: regular la cantidad de sal que incluyen los alimentos y mejorar el etiquetado de los productos, en los que debería indicarse claramente la cantidad de sal que contienen.

 

¿Quieres saber algunos de los alimentos que más sal contienen? No te pierdas nuestra galería “La sal oculta, ¿dónde está?”.

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS