Las ensaladas Fast Food, no tan sanas

Las ensaladas que han sacado algunas cadenas de comida rápida no tan saludables como creemos: demasiada sal y tantas grasas como si nos tomásemos una hamburguesa.

Ensaladas

Las ensaladas que han sacado algunas cadenas de comida rápida no tan saludables como creemos: demasiada sal y tantas grasas como si nos tomásemos una hamburguesa.

Los datos los ha recopilado la organización de consumidores Ceaccu, ya que –como no es obligatorio- tan sólo el 26% de los establecimientos facilitan información nutricional de sus productos y, los que lo hacen, la publican en inglés y con baremos poco claros para el consumidor.

Una ensalada en un restaurante de comida rápida puede llegar a aportar más de la mitad de sal de la cantidad diaria recomendada para una persona sana y superar la indicada para la población hipertensa. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), aproximadamente el 62% de las enfermedades cerebro-vasculares y el 49% de las cardiacas están causadas por una presión arterial elevada. En España sufren hipertensión 10 millones de personas.

Ensaladas no tan Light

La ensalada César o de pollo no es tan buena opción cuando vas a un restaurante de comida rápida. Por ejemplo, en la cadena KFC aporta hasta un 60% de la sal recomendada para un adulto en un día; la de Burger King, un 52%; la de Taco Bell, un 51% y la de McDonalds, un 50%.

¿Y respecto a las grasas? Tampoco te pidas una ensalada creyendo que no consumes grasas. Por ejemplo, la citada ensalada César con aliño aporta casi 30 gramos de grasa en el Burger King o en Taco Bell: un nivel muy similar a una hamburguesa Big Mac del McDonalds.

Según el estudio de la Ceaccu, la ensalada más ligera está en el McDonalds: pídete la César con pollo crujiente, pero en vez del aliño tradicional pide salsa vinagreta balsámica.

Etiquetas: grasas

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS