Legumbres en verano: ¡no les des la espalda!

Cuando pensamos en legumbres solemos imaginarnos un buen plato de cocido o de lentejas, calentito y, tras el cristal, un frío día de invierno, ¿verdad? Tenemos que cambiar el chip, porque las legumbres, también son para el verano.

legumbres verano

Cuando pensamos en legumbres solemos imaginarnos un buen plato de cocido o de lentejas, calentito y, tras el cristal, un frío día de invierno, ¿verdad? Tenemos que cambiar el chip, porque las legumbres, también son para el verano.

 

Comer legumbres tiene muchos beneficios para la salud: son ricas en hidratos de carbono, que son el combustible para nuestro cerebro, aunque no hay que abusar de ellos. Además, son ricas en vitaminas como la B1, B2 y la vitamina E, aportan minerales como el hierro, el potásio, el fósforo y el zinc, contienen mucha fibra y tienen un alto poder saciante. ¿Por qué renunciar a estos beneficios en verano?

 

Es cierto que con el calor, los platos de cuchara no apetecen, pero las legumbres se pueden preparar de muchas maneras y una de ellas, quizá la receta estrella, es en ensaladas. De lentejas, de garbanzos, de judías blancas, acompañadas de verduras, con salsas, con bacalao… hay recetas para todos los gustos. Sin embargo, no solo se pueden hacer en ensaladas, ¿y si te animas a preparar un cuscús o unas albóndigas de garbanzos o lentejas?

 

No te pierdas las mejores recetas para el verano de legumbres en nuestra galería 5 recetas de legumbres para el verano.

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS